¿Ayuda el levantamiento de pesas al pectus excavatum?

Común entre las anomalías de la pared torácica, el pectus excavatum es un defecto cóncavo del hueso del pecho que causa que el pecho parezca hundido. Las personas con pectus excavatum pueden experimentar síntomas físicos debido al desplazamiento de los órganos subyacentes, como el corazón y los pulmones. Los síntomas psicológicos son comunes, así, la deformidad puede ser bastante obvia para causar problemas con la autoestima. Dependiendo de la severidad de la condición, hay varias intervenciones potenciales.

Causas y síntomas

Hay condiciones asociadas con el pectus excavatum, como la escoliosis y el raquitismo, y algunos expertos médicos creen que el crecimiento excesivo del cartílago entre el esternón y las costillas es el culpable. Pero no hay una causa clara de la deformidad. Es probable que halla una correlación hereditaria, 40 por ciento de las personas con el pectus excavatum tienen antecedentes familiares de la afección. Si tienes pectus excavatum, puedes experimentar los síntomas, la gravedad que corresponde al grado de la hendidura. Los síntomas comunes incluyen intolerancia al ejercicio que se manifiesta por la falta de aire, taquicardia, fatiga y dolor de pecho. También puedes experimentar una incapacidad para tomar respiraciones completas por que se siente como una compresión del pecho. Puedes tolerar estos síntomas si son leves. Pero si llegan a ser severos, puede indicar un empeoramiento de la deformidad y el consiguiente desplazamiento del corazón y pulmones. En estos casos, la evaluación médica es importante.

Levantamiento de pesas para corregir el pectus excavatum

Si sólo tiene pectus excavatum leve, hay intervenciones no quirúrgicas disponibles. Los ejercicios de fisioterapia se centran generalmente en la corrección de la postura para abrir el pecho y aliviar algo de la compresión. Las actividades de levantamiento de pesas dirigidas a fortalecer la espalda y mejorar la postura pueden ser beneficiosas. No esperes que tu médico te aconseje el entrenamiento con pesas para fortalecer los músculos del pecho, haciendo lo que en realidad puede empeorar la apariencia cóncava.

Intervenciones de ejercicio

Un buen ejercicio de levantamiento de peso para el pectus excavatum requiere que te acueste en el suelo con los brazos extendidos y un peso ligero en cada mano. Mantén los brazos rectos, acerca las manos y los pesos juntos lentamente en línea recta por encima de tu pecho, y luego poco a poco regrésalos al suelo. Realiza este ejercicio 25 veces al día. La plancha es otro ejercicio de resistencia que puedes utilizar para mejorar tu postura y por lo tanto los síntomas leves del pectus excavatum. Realizar 25 cada día puede fortalecer la espalda y los músculos del pecho lo suficiente como para mejorar la postura, sin aumentar el tamaño de tus músculos del pecho. Mientras que estos ejercicios pueden ayudarte con los síntomas, no van a corregir el defecto óseo subyacente. Sólo debes utilizar estos ejercicios para los síntomas leves. Los síntomas más graves justifican una evaluación médica.

Intervención quirúrgica

Si tu pectus excavatum es tan severo que experimentas los síntomas de moderados a graves, o no experimentas alivio de los síntomas leves a través del ejercicio, habla con tu médico, hay varios tipos de cirugía disponibles. Aunque son eficaces, son invasivas y no sin ningún riesgo. Pero el pectus excavatum puede estar poniendo en riesgo tu salud y tu médico te explicará los riesgos relativos a los beneficios potenciales de la cirugía.

Más galerías de fotos



Escrito por erika henritz | Traducido por francisco roca