¿Cómo ayuda el ejercicio a las personas con diabetes?

Los diabéticos saben la importancia y los retos de mantener sus niveles de azúcar en sangre dentro del rango normal. El azúcar en la sangre fuera de control resulta en ceguera, enfermedades del corazón, derrame cerebral y neuropatía dolorosa. A medida que tu cuerpo digiere los alimentos, parte de estos se convierten en glucosa y se absorben en forma de energía. El páncreas segrega insulina para ayudar a tu cuerpo a absorber la glucosa por parte de las células. Los diabéticos o no tienen suficiente insulina o sufren de resistencia a la misma. La resistencia a la insulina es cuando el cuerpo no la reconoce y no puede utilizarla para equilibrar la glucosa en sangre. Cuando esto sucede, el azúcar, o glucosa, se acumula en la sangre. El control estricto del azúcar en la sangre es importante para prevenir complicaciones y promover una vida sana. El ejercicio regular ayuda a tu cuerpo a quemar y equilibrar el azúcar en la sangre.

Diabetes y ejercicio

La actividad física regular ayuda a las personas con diabetes a controlar su peso, disminuye el riesgo de ataque cardíaco y accidentes cerebrovasculares, y promueve una sensación de bienestar. Vas a construir músculo y perder grasa, por lo que tu cuerpo va a utilizar la glucosa de manera más eficiente. A medida que te entrenas, tu cuerpo va a ser más sensible a la insulina, manteniendo los niveles de azúcar en la sangre dentro de un rango normal. Realizar ejercicio regular ayuda a tu cuerpo a normalizar la respuesta tanto del azúcar en sangre como de la insulina.

Preparación para el ejercicio


Unirse a una clase de aeróbicos puede hacer que el ejercicio sea más divertido.

El primer paso en la preparación de una rutina de ejercicios es hacer una cita con tu médico. El te ayudará a entender las restricciones que hay que tener en cuenta antes de empezar a hacer ejercicio. Tu médico podría saber de todos los recursos disponibles en la comunidad para ayudarte a apoyar tus planes de ejercicio. Una vez que obtengas el visto bueno de tu médico, haz un plan para comenzar tu programa de ejercicios. Encuentra un entrenador calificado o únete a un grupo de ejercicio donde te ayudarán a alentar y apoyar tu plan.

Mejores tipos de ejercicio para los diabéticos

Las últimas directrices de la American Diabetic Association sugiere por lo menos 150 minutos de ejercicio aeróbico a la semana, repartidos en al menos tres días. Las actividades aeróbicas incluyen caminar, ciclismo y clases de danza aeróbica. La asociación también recomienda un entrenamiento de fuerza dos o tres veces por semana. Un entrenador calificado puede ayudarte a aprender las técnicas adecuadas de entrenamiento de fuerza para prevenir lesiones.

Precauciones con los ejercicios


A medida que entrenas el músculo, tu cuerpo procesa la insulina de manera más eficiente.

A medida que entrenas el músculo, tu cuerpo procesa la insulina de manera más eficiente. Tendrás que comprobar tu nivel de azúcar en la sangre con mayor frecuencia, especialmente antes y después del ejercicio. Ten algún alimento a mano adecuado cuando hagas ejercicio en caso de bajadas bruscas de azúcar en la sangre. Bebe muchos líquidos durante el entrenamiento. La deshidratación afecta tus niveles de azúcar en la sangre. Si sufres de neuropatía diabética, asegúrate de que tienes zapatos de buen ajuste y revisa tus pies antes y después del ejercicio para detectar heridas o ampollas.

Más galerías de fotos



Escrito por brenda cyr | Traducido por luciano ariel castro