Ayuda para el dolor de pies después de jugar basketball

El basketball es un deporte de alto impacto y demanda mucho esfuerzo físico. Hughston Health Alert indica que más del 1.6 millones de estadounidenses sufren de lesiones en los pies y tobillos anualmente, mientras participan en el basketball. Varias de estas lesiones son crónicas o por exceso de uso. Ocurren de manera gradual y quizás no puedas recordar una lesión especifica. Estos problemas (como fracturas, inestabilidad y dolor crónico) pueden conducir a unos pies doloridos. Afortunadamente, hay una variedad de pasos que puedes tomar para ayudar a aliviar los pies adoloridos.

Método RICE

El método RICE es una de las formas para dejar reposar tus pies adoloridos. El acrónimo RICE significa: descanso (rest), colocación de hielo (ice), compresión (compression) y elevación (elevation). A veces se agrega una "M" para incluir medicamento (medication). El reposo simplemente puede ser dejar de participar en el juego de basketball hasta que tus pies se sientan mejor. Ponte hielo sobre los pies doloridos por 20 minutos a la vez, cada tres o cuatro horas. La compresión significa aplicar un vendaje elástico para ayudar a reducir la posible inflamación. La elevación significa colocar tus pies por encima de la altura de tu corazón tanto como sea posible, como recostarte y colocarlos sobre unas almohadas. Los medicamentos antiinflamatorios pueden ayudar a reducir el dolor.

Preparación adecuada

The American Academy of Podiatric Sports Medicine indica que varios de los dolores y lesiones por el basketball pueden prevenirse al prepararte correctamente. Siempre haz estiramientos y calentamientos antes de un juego de basketball. Un calentamiento incluye de cinco a diez minutos de caminata utilizando una caminadora o una máquina elíptica. El estiramiento debe tomar otros cinco a diez minutos. Presta más atención a la parte inferior de tu cuerpo. Hacer un régimen de levantamiento de pesas para los músculos corporales inferiores puede ayudar a reducir la probabilidad de lesiones crónicas y repetitivas.

Zapatos

Los zapatos duraderos y de buena calidad previenen el dolor de pies en el basketball. Un buen par de zapatos también puede ayudar con el dolor de tobillos, piernas, caderas y espalda. Los zapatos deben proveerle a tus pies una buena estabilidad, flexibilidad y amortiguación. El Dr. Micheal Lowe, podiatra del equipo Utah Jazz, indica que los jugadores de basketball deben cambiar sus zapatos frecuentemente. Esto puede reducir drásticamente la aparición de lesiones por uso excesivo. Lowe indica que la mayoría de jugadores de las secundarias utilizan un par de zapatos por temporada. Declara que si los jugadores cambiaran sus zapatos mensualmente, las lesiones crónicas y por exceso de uso disminuirían enormemente. También menciona que los jugadores de National Basketball Association reemplazan sus zapatos cada dos a tres juegos.

Visita a un podiatra

Cuando las medidas de cuidado fallan o el dolor persiste por más de cinco días, visita un podiatra o doctor de los pies. Un podiatra puede investigar qué está causando tu dolor. El dolor de pie crónico puede ser el resultado de una anormalidad biomecánica que coloca estrés excesivo sobre tus pies. Una anormalidad biomecánica a menudo puede tratarse con dispositivos ortopédicos recetados, los cuales ayudan a distribuir tu peso corporal uniformemente. Un podiatra también puede recetarte ejercicios y vendar tu pie y tobillo para resolver el problema.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle zehr | Traducido por alejandra rojas