¿Cómo ayuda el deporte juvenil a los niños en el mundo académico?

Los deportes juveniles pueden tener muchos beneficios para la gente joven. Algunos incluyen aprender sobre el deporte que juegan, entender lo que significa ser competitivo y disfrutar ser parte de un equipo. Jugar deportes también enseña a los más jóvenes sobre responsabilidad. Dado que la participación en los deportes juveniles en un privilegio, los niños deben ganárselo con un buen desempeño en la escuela.

Función

Los estudiantes a menudo requieren mantener un promedio específico para sus maestros para poder ser elegibles para jugar. Si los estudiantes quieren salir al campo, la cancha o el hielo, deben ganarse el privilegio al desempeñarse bien en la clase. Jugar deportes sirve como motivación para que les vaya bien en las clases.

Relevancia

Al concentrarse en los esfuerzos de convertirse en elegibles para jugar al hacer las cosas bien en clase, los estudiantes aprenden a concentrar sus mentes en las materias. Esto les permite aprender más que si no tuvieran esa motivación, y los ayuda a que aprovechen el tiempo que pasan en clases y estudiando.

Efectos

Jugar deportes a menudo aumenta el sentido de autoestima de los jóvenes porque se rodean de compañeros que pueden convertirse en amigos. El estado social incrementado resulta usualmente en una actitud mejorada que se traduce en que el joven se vuelva más entusiasta con varias actividades, incluyendo las actividades académicas. Según los investigadores del Institute for the Study of Youth Sports de la Universidad estatal de Michigan, los jóvenes que practican deportes se desempeñan mejor en la escuela que aquellos que no lo hacen.

Beneficios

Uno de los principales beneficios de participar en deportes es que los atletas a quienes les va bien en sus campos selectos y están a la altura de sus responsabilidades académicas pueden ganar una beca. Mientras que una beca se basa en su éxito en los deportes, le da a los jóvenes la posibilidad de obtener una educación que tal vez no podrían pagar de otra forma.

Advertencia

Mientras que el sistema educacional y atlético puede funcionar extremadamente bien para ayudar a los jóvenes a desarrollarse atlética, académica, social y moralmente, el sistema puede ser corrupto por profesores y entrenadores que usan el sistema para sus propios propósitos. Por ejemplo, un corredor estrella puede no poder jugar porque no está a la altura de los estándares de la clase. Si el entrenador intenta presionar al profesor, o si el profesor decide darle "un descanso" y dejarlo jugar aunque su desempeño académico sea pobre, el sistema está derrotado. En lugar de aprender sobre el manejo del tiempo y la ética laboral, el estudiante aprenderá que aquellos con poder e influencia pueden obtener lo que quieran incluso si no se ganaron ese privilegio.

Más galerías de fotos



Escrito por steve silverman | Traducido por lautaro rubertone