¿Ayuda el boxeo a los bíceps?

Mientras tirar golpes en el ring es sin duda un ejercicio que beneficiará a los bíceps, un combate de boxeo en sí es demasiado aleatorio para aumentar la fuerza del bíceps y su definición. Sin embargo, el entrenamiento en boxeo implica muchas actividades y ejercicios que pueden ayudar a ganar fuerza en la parte superior del cuerpo, hombros y bíceps.

Pera de boxeo

El boxeador utiliza la bolsa de velocidad o pera de boxeo para desarrollar hábitos de respuesta inmediata, velocidad de las manos, rapidez y resistencia. Golpear la pera con regularidad ayuda a ganar fuerza y definición en el bíceps. La mayoría de los boxeadores utiliza la bolsa de velocidad para desarrollar un jab de izquierda fuerte y una mano derecha rápida. Para trabajar los bíceps, tira golpes durante 3 minutos de una vez -esto imita el tiempo en una asalto de boxeo- y luego toma un descanso de 1 minuto. Repite el ejercicio. Haz esto dos veces por sesión cuando estés en el gimnasio de boxeo.

Saco de arena

El saco ayuda a un boxeador a desarrollar potencia en los golpes. Esta es una función de la fuerza física, pero la potencia muscular no es suficiente para que un atleta golpee duro. Si ese fuera el caso, los levantadores de pesas y culturistas también serían boxeadores. El saco de arena enseña al boxeador a lanzar golpes manejando su peso corporal y el impulso detrás del golpe. Los brazos tienen que lanzar golpes como pistones -que ayudarán a desarrollar tus bíceps. Golpea el saco durante tres períodos de 3 minutos, tomando un descanso de 1 minuto entre asaltos. Repite el ejercicio.

Saltar la cuerda

Los boxeadores han estado saltando cuerda para desarrollar velocidad, respuesta y adquirir noción del tiempo en el ring desde principios del siglo XX. Saltar la cuerda es también un gran ejercicio que corta la grasa y los boxeadores toman ventaja de este aspecto también. Cuando los peleadores cortan la grasa, hacen que los músculos destaquen, incluidos los bíceps. El proceso de saltar la cuerda se acumula en las muñecas, los antebrazos y los bíceps. Salta la cuerda por lo menos 10 minutos por sesión de entrenamiento en el gimnasio.

Boxeo de sombra y sparring

Todos los boxeadores tienen que entrar en el ring contra un rival en vivo para ver a qué atenerse antes de un combate de boxeo. Antes de hacer sparring, haz boxeo de sombra o shadowboxing en el ring o frente a un espejo. El shadowboxing promueve la técnica adecuada mientras golpeas. Cuando estás practicando lanzando golpes contra el aire o frente al espejo, estás ejercitando tus músculos base, el bíceps y la parte superior del cuerpo. Con el sparring contra un rival en carne y hueso por lo general harás de 3 a 5 asaltos de boxeo. Esto también ayuda a desarrollar poderosos bíceps.

Más galerías de fotos



Escrito por steve silverman | Traducido por mario francia