La avena y la presión arterial

Consumir una dieta rica en fibra y granos enteros ayuda a tu cuerpo a mantener una presión arterial saludable. La avena cumple con ambos requerimientos dietéticos. De acuerdo a The USDA National Nutrient Database, 100 gramos de avena fortificada tienen 10 gramos de fibra además de 352 miligramos de calcio y 359 gramos de potasio. En algunos estudios, tanto los suplementos de calcio como los de potasio han reducido efectivamente los valores de la presión arterial.

Beneficios de la avena con respecto a la presión arterial

Comer avena puede reducir tu presión sistólica y diastólica. La lectura de la presión arterial genera dos números, como 120/80. El primer número es tu presión sistólica, mientras que el segundo es tu presión diastólica. En un estudio reportado en la edición de abril del año 2002 de "The Journal of Family Practice", los investigadores indicaron que comer avena puede reducir la presión sistólica hasta 7,5 puntos y la presión diastólica hasta 5,5 puntos. Añadir cereales de avena a tu dieta diaria puede reducir tu riesgo de desarrollar una presión arterial alta y ayuda a su tratamiento en caso de que ya tengas dicho problema, de acuerdo al equipo investigador.

Fibra y granos enteros

De acuerdo a HealthFinder.gov, consumir una dieta alta en fibra no solamente reduce tu presión arterial sino que también disminuye tu riesgo de muerte debido a una enfermedad cardíaca en un 22 por ciento. La avena es una fibra soluble, lo que significa que se disuelve en agua, a diferencia de la fibra insoluble que absorbe agua. En un estudio reportado en la edición de septiembre del año 2006 de "Journal of the American Dietetic Association", los investigadores notaron que reemplazar los carbohidratos refinados con fibra soluble e insoluble ayuda a reducir los niveles de presión arterial. El arroz blanco y el pan blanco son ejemplos de carbohidratos refinados. Comer una dieta alta en fibra y granos enteros también te ayuda a mantener un peso saludable. La obesidad es un factor de riesgo para la presión arterial alta.

Avena y colesterol

El colesterol alto es un factor de riesgo para desarrollar una presión arterial alta. El colesterol se adhiere a las paredes de tus arterias, restringiendo el flujo sanguíneo e incrementando tu presión arterial. La edición de marzo del año 2007 de "American Journal of Therapeutics" publicó los resultados de un estudio de University of Zulia en Venezuela. Los investigadores descubrieron que los hombres que siguieron la dieta Step II (Paso II) de American Heart Association durante 8 semanas y consumieron 6 g diarios de beta-glucano, el tipo de fibra que se encuentra en la avena, experimentaron una mayor reducción de colesterol que los hombres que siguieron solamente la dieta de AHA.

Calcio y potasio

El "Primary Prevention of Hypertension" , un reporte de The National Heart, Lung and Blood Institute, el Dr. Paul K. Whelton escribe que los suplementos de potasio ayudan a prevenir la hipertensión, o presión arterial alta. Además, en menor grado, los suplementos de calcio ayudan a reducir la presión arterial de cualquier persona que ya padezca de esta afección. Una porción diaria de avena contribuye a tu consumo total de potasio y calcio.

Más galerías de fotos



Escrito por sydney hornby, m.d. | Traducido por juliana star