Avena y gastritis

Los alimentos que contienen fibra soluble, como la avena, son importantes en tu dieta ya que te ayudan a mantener la salud de tu tracto digestivo. Esto es especialmente importante si padeces gastritis crónica, una enfermedad caracterizada por la irritación o inflamación del revestimiento de las paredes del estómago. Antes de hacer cambios a la dieta, deberías consultar con un médico para tener un diagnóstico adecuado y conocer las recomendaciones para el cuidado en el hogar.

Acerca de la gastritis

El estómago produce jugos digestivos ácidos que ayudan a degradar los alimentos ingeridos hasta transformarlos en pequeños nutrientes. Una capa protectora reviste las paredes del estómago para evitar que los ácidos lo dañen. Sin embargo, en la gastritis esta capa protectora está dañada o debilitada. Como resultado, los ácidos digestivos causan irritación e inflamación. Entre los factores que contribuyen a la gastritis se encuentran infecciones bacterianas, consumo de alcohol, abuso de analgésicos, reflujo o estrés. Los ataques de gastritis pueden comenzar rápidamente y durar un corto periodo de tiempo o comenzar gradualmente y durar largos periodos.

Síntomas de la gastritis y tratamiento

Aunque el malestar y dolor abdominal son los síntomas más comunes de la gastritis, también puedes experimentar indigestión, acidez, náuseas y heces oscuras. Para la mayoría, la gastritis no causa daños permanentes en el estómago, pero si los síntomas persisten por una semana o más, consulta a tu médico para un diagnóstico y tratamiento. Entre las complicaciones de una gastritis no tratada se encuentran las úlceras, sangrado estomacal y cáncer de estómago. Si tus síntomas aparecen después de ingerir alcohol o analgésicos, al eliminar estas sustancias irritantes se pueden reducir los síntomas y su duración. Medicamentos como antiácidos y antibióticos también pueden ser prescritos por tu médico

Cambios en la dieta

El alcohol, bebidas ácidas como el café, refrescos y jugos de frutas con ácido cítrico aumentan la aparición de los síntomas de gastritis. De acuerdo con el University of Maryland Medical Center, los cambios en la dieta que incluyen el consumo diario de alimentos ricos en fibra, la eliminación de alimentos con alto contenido de grasas y la ingestión de productos ricos en antioxidantes como los flavonoides para detener el crecimiento bacteriano pueden reducir los síntomas. Entre los alimentos ricos en fibra se encuentran los granos enteros, avena, frijoles y frutas o vegetales. Algunos alimentos ricos en flavonoides están las cebollas, el ajo, las manzanas y el apio (celery).

Avena diaria para la gastritis

La avena y la harina de avena son opciones de alimentos no ácidos y ricos en fibra que ayudan a prevenir los síntomas de la gastritis. Una taza de avena contiene entre siete y 9,8 g de fibra dietética, además de vitaminas y minerales importantes para una dieta saludable. Puedes añadirle fruta fresca a tu avena como rodajas de pera (pear), bayas (berries) y plátano, pero ten cuidado de evitar frutas ácidas ya que pueden causar irritación. Opta por avena natural, pero si eliges avena instantánea, lee la etiqueta del envase para ver si han añadido ácido cítrico como ingrediente, ya que éste puede empeorar los síntomas.

Más galerías de fotos



Escrito por aubri john | Traducido por karly silva