¿Es la avena un desayuno sano?

El desayuno te asegura un buen comienzo del día. La avena es la opción perfecta para el desayuno porque es sustanciosa, contiene muchas vitaminas y minerales esenciales y tiene un alto contenido de fibra soluble. Además, la avena integral es buena para el corazón y puede ayudarte a disminuir el colesterol y los niveles de azúcar en sangre. Se trata de no solo una opción nutritiva para el desayuno, sino que también es deliciosa y fácil y rápida de preparar.

Contenido de nutrientes

La avena en hojuelas está llena de vitaminas y minerales esenciales y tiene bajo contenido de grasa, azúcar y sodio. Una porción de 1 taza de avena de rápida cocción y cocida contiene 5 g de proteína y 4 g de fibras, ambas de las cuales ayudarán a que te sientas lleno y no tengas hambre durante toda la mañana. Esos 4 g de fibra te aportan el 15% de tus necesidades diarias. Además, la avena contiene vitaminas B, calcio, potasio, hierro, selenio, cobre, zinc y magnesio.

Control del colesterol

El tipo de fibra presente en la avena se llama fibra soluble, que ofrece protección contra enfermedades coronarias porque ayuda a disminuir el colesterol LDL del cuerpo. La fibra soluble de la avena trabaja uniéndose al colesterol en el tracto digestivo y eliminándolo del cuerpo. La evidencia que relaciona a la avena con la salud coronaria y con la reducción del colesterol es tan fuerte que la Food and Drug Administration ha permitido que los productos de avena sean indicados como sanos. En los envases de avena puede aparecer la frase "3 g de fibra soluble por día provenientes de la avena, una dieta baja en grasas saturadas y colesterol, puede reducir el riesgo de enfermedad coronaria".

Control del azúcar en sangre

Así como la avena brinda beneficios para quienes tienen niveles altos de colesterol, también es una opción sana para quienes tienen diabetes. Como la avena cocida se digiere lentamente, puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre y a permitir una respuesta gradual a la insulina en quienes son sensibles a ella.

Tipos de avena

La avena se consigue en formas diferentes, lo cual es importante porque algunas no son tan nutritivas como otras. Los diferentes tipos incluyen la avena tradicional, la de cocción rápida y la instantánea. Las dos primeras no incluyen saborizantes, sal ni azúcar agregados. La avena tradicional tarda más en cocinarse y tiene una textura más gruesa que la de cocción rápida, pero ambas contienen los mismos beneficios nutricionales. Las variedades de avena instantánea vienen en envases de una sola porción y pueden incluir el agregado de saborizantes, azúcar y sal. Para reducir el consumo extra de azúcar y sal, puedes dar sabor tú mismo a la avena tradicional o a la de cocción rápida agregando frutos frescos, frutos secos o especias como canela, nuez moscada o pimienta inglesa.

Más galerías de fotos



Escrito por ann jensen | Traducido por mariana palma