Auriculares seguros para los niños

Muchos niños, incluso niños de escuela primaria temprana, tienen algún tipo de auricular que utilizan regularmente para escuchar música. Los auriculares, y la versión más moderna llamada "intra auriculares", se pueden utilizar para escuchar música, ver una película en el ordenador o jugar a los videojuegos. Mientras que los propios dispositivos no suelen ser peligrosos, usarlos de manera incorrecta puede conducir a daños en el oído. Afortunadamente, no tienes que quitarle los auriculares a tu hijo, pero sí es necesario hacer cumplir algunas reglas para asegurarte que sus oídos están a salvo cuando los está usando.

Función

La música es uno de los usos más comunes de los auriculares. Dan a tu hijo la oportunidad de escuchar sus canciones favoritas sin molestar a nadie. Muchos padres también utilizan los auriculares para videojuegos o programas de televisión y películas, que su hijo disfruta pero no interesan al resto de la familia. Además de los dispositivos personales de audio, computadoras y televisión, los padres también pueden utilizar los auriculares en el coche para que su niño pueda ver una película, mientras que el resto de las personas en el coche escuchan otra cosa.

Problemas potenciales

El principal problema con los auriculares y es que los altos volúmenes puede provocar daños en el oído. Un estudio de 2010 publicado en el "Journal of the American Medical Association", informa que el 20 por ciento de los niños de 12 a 19 años tienen algún tipo de daño auditivo. La mayoría de los daños son en parte causa del uso de auriculares e intra auriculares, que los adolescentes y jóvenes tienden a utilizar más fuerte de lo necesario.

Información relativa a daños en el oido

De acuerdo con la American Speech-Language-Hearing Association (Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición), los daños en el oído por sonidos fuertes son indoloros y graduales. Esto significa que tu hijo podría no notar problemas de audición hasta que es demasiado tarde para corregirlos. La exposición prolongada a sonidos fuertes pone tanto esfuerzo en el sistema auditivo de tu hijo que comienza a dañar las células pilosas en el oído. Esto ocurre debido a que estas células pilosas, que son cruciales para la audición normal, no reciben suficiente oxígeno una vez que están dañadas. Asegúrate de que tu hijo no esté escuchando los auriculares a un volumen alto durante períodos prolongados.

Haciendo los auriculares lo más seguros posible

Si tienes que gritar para que tu hijo te oiga cuando usa sus auriculares, entonces están a un volumen muy alto. Si tu hijo se queja de zumbidos en los oídos, podría estar escuchando sus auriculares demasiado alto. Supervisa el control de volumen en los auriculares de tu hijo o considera la compra de auriculares con cancelación de ruido, que cubren toda la oreja y bloquean el ruido de otros, para que puedan utilizarse en un volumen más bajo. También instituye un límite de tiempo para el uso de auriculares. Una página web en el sitio web de la Universidad de Vanderbilt sugiere la regla 60/60. Esto significa que tu hijo puede escuchar los auriculares a un 60 por ciento en volumen durante 60 minutos y luego tiene que hacer una pausa de al menos una hora.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por joaquin manes rossi