Aumento en el volumen corriente durante el ejercicio

El volumen corriente es el volumen de aire que inhalas en una sola respiración. El ejercicio causa un aumento en el volumen corriente debido a que tus requerimientos de oxígeno aumentan. Este aumento es mediado de diferentes maneras, dependiendo de en qué momento del ejercicio ocurre. Un aumento en el volumen corriente es necesario para cumplir con los requerimientos de oxígeno de tu cuerpo, ya que el aumento en la tasa de respiración no es suficiente.

Volumen corriente

De acuerdo a Michael G. Levitzky en su libro "Fisiología Pulmonar", el volumen corriente en un adulto normal es de aproximadamente 500 ml de aire por respiración. Sin embargo, cambios en los requerimientos de aire, como los que ocurren durante el ejercicio, y cambios en la habilidad de tus pulmones de expandirse y contraerse, como los que ocurren con ciertas enfermedades neuromusculares y respiratorias, pueden cambiar el volumen corriente.

Ejercicio y el volumen corriente

El trabajo de tus pulmones es cumplir con las demandas de tu cuerpo de oxígeno, el cual es requerido por las células para producir energía para funcionar. Tus pulmones logran esto al meter aire fresco con cada respiración; esta cantidad es medida por el volumen corriente. Durante el ejercicio, la producción de dióxido de carbono de tu cuerpo aumenta. Aumentar el volumen corriente es una de las formas en las que tus pulmones acomodan la exhalación de esta carga elevada de dióxido de carbono.

Aumento temprano

De acuerdo a un artículo publicado por Kim Barrett y sus colegas en la "Revisión de Fisiología Médica", los promotores de un elevado volumen corriente, y también de un aumento de frecuencia respiratoria para ayudar a tus pulmones a exhalar dióxido de carbono, se dividen en los que funcionan inmediatamente al comienzo del ejercicio y los que actúan después de que te hayas ejercitado por un tiempo. El aumento inmediato es mediado por reflejos que involucran tu cerebro y corteza motora, donde probablemente hay un circuito reflejo entre estas estructuras y los músculos respiratorios.

Aumento tardío

El aumento tardío en el volumen corriente es probablemente mediado por receptores químicos en la circulación que reconocen que tu metabolismo ha aumentado y que responden al instruir a tus pulmones a emitir dióxido de carbono. Los químicos involucrados en este aumento incluyen al oxígeno, dióxido de carbono, ácido láctico, ácido araquidónico y bradicinina, y los receptores involucrados están localizados en muchos órganos a lo largo de tu cuerpo.

Consideraciones

Tus pulmones están conformados por tejidos que pueden intercambiar el dióxido de carbono por oxígeno, así como por tejidos que no pueden. El aire incluido en la medición del volumen corriente interactúa con ambas partes -- lo que significa que no todo el aire en el volumen corriente intercambia dióxido de carbono por oxígeno. El componente de tu volumen corriente que no está involucrado en el intercambio dióxido de carbono/oxígeno es conocido como volumen del "espacio muerto". Para mover aire a tus pulmones durante el ejercicio, tienes dos opciones: aumentar la frecuencia a la que respiras o aumentar el volumen corriente. Aumentar únicamente la frecuencia elevará la porción de aire que forma parte del volumen del espacio muerto; mientras que el aumento del volumen corriente es necesario para mejorar el intercambio de gases.

Más galerías de fotos



Escrito por alex folkl | Traducido por karly silva