Aumento de peso durante la perimenopausia

Durante los años previos a la menopausia, período conocido como perimenopausia, puedes notar cambios sutiles en el cuerpo. Puedes experimentar cambios de humor, períodos irregulares y sudoración. Además, puedes aumentar de peso, especialmente alrededor de la cintura. Aunque esto es completamente normal, puedes reducir el aumento de peso durante la menopausia y ayudar al cuerpo a mantener un peso saludable y constante. Habla con tu médico antes de comenzar dietas o programas de ejercicios.

Información sobre la perimenopausia

La perimenopausia ocurre varios años antes de la menopausia y comienza apenas experimentas los síntomas. Cuando dejas de tener tu período, comienza la menopausia. Durante la perimenopausia, que puede durar entre cuatro y cinco años, los niveles de estrógeno se reducen, lo que eventualmente provocará la pérdida permanente del período menstrual. Debido a los niveles reducidos de estrógeno en el cuerpo, las mujeres en período de perimenopausia o menopausia pueden estar en riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, osteoporosis, cáncer de colon y glaucoma, según lo informa la University of Maryland Medical Center.

Causas del aumento de peso

El aumento de peso en mujeres perimenopáusicas puede ocurrir a causa de una combinación de tres factores: el nivel de estrógeno, el nivel de actividad y el metabolismo. Los niveles de estrógeno reducidos asociados con la perimenopausia pueden hacer que las grasas se acumulen en el cuerpo, en especial alrededor de la sección media. Además, la edad puede desempeñar un papel importante. Las mujeres más grandes hacer menos ejercicio y ser menos activas que las más jóvenes, lo que significa que queman menos calorías durante el transcurso del día. La reducción en el nivel de actividad también puede provocar un aumento de peso.

Riesgos del aumento de peso

La grasa visceral, que se encuentra en las profundidades del abdomen, es más peligrosa que la grasa subcutánea, que puedes agarrar con tus manos. Los individuos con grandes cantidades de grasa visceral pueden tener mayor riesgo de padecer enfermedades graves, como bajos niveles de HDL, o colesterol "bueno", enfermedades cardiovasculares, cáncer de mama, asma y demencia. La pérdida de grasa corporal, en especial alrededor de la sección media, puede reducir el riesgo de desarrollar estas enfermedades.

Cómo mantener el peso

Mantenerte activa y reducir las calorías en la dieta te ayudará a bajar de peso en todo tu cuerpo, incluso a reducir la grasa visceral alrededor de la sección media. Practica ejercicios de resistencia, como levantamiento de pesas (weightlifting) y flexiones (pushups) y actividades cardiovasculares, como correr y nadar, para mantener el corazón saludable, desarrollar músculos fuertes y reducir la grasa corporal. Evitar las calorías vacías de la comida chatarra (junk food), los refrescos y los dulces te ayudará a bajar de peso, incluso cuando te encuentres transitando la perimenopausia.

Más galerías de fotos



Escrito por megan smith | Traducido por valeria d'ambrosio