Aumento del músculo y pérdida de peso

La conexión entre el aumento de músculo y la pérdida de peso es probablemente uno de los aspectos más incomprendidos de la salud y la condición física. La adición de músculo a tu cuerpo ayuda a reducir el porcentaje de grasa corporal en una variedad de formas; sin embargo, a menudo estos efectos son indirectos y pueden ser confusos. Con un poco de información directa, podrás entender la relación entre el aumento de músculo y la pérdida de peso y aumentar tus resultados (y tu motivación para hacer ejercicio). Antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, consulta a tu médico.

Grasa

Un poco de grasa es necesaria ya que amortigua los órganos internos, te ayuda a asimilar las vitaminas y almacena la energía para su uso posterior. Muchas personas tienen un índice de masa corporal superior a 24. Un índice de masa corporal de 25 a 29 significa que tienes sobrepeso y 30 o más te pone en la categoría de obeso. El exceso de grasa oculta el músculo y da un aspecto suave sin forma. La grasa no quema calorías, sino que las almacena. Libra por libra, la grasa ocupa más espacio que los músculos, lo que aumentará tu tamaño total.

Músculo

Los músculos le dan a tu cuerpo su fuerza, forma y definición. También son muy metabólicos, ya que cada libra de músculo puede quemar hasta 50 calorías por día. Entre más músculos tengas en tu cuerpo, quemarás más calorías las 24 horas del día, los siete días de la semana. De este modo, la adición de músculo a tu cuerpo a través del entrenamiento de resistencia te ayudará a ser una persona con una mayor quema de calorías. Esto te servirá para bajar el peso que es grasa, sin sacrificar la ganancia de músculo.

Pérdida de peso

Durante la pérdida de peso, querrás perder grasa y mantener (o incluso añadir) músculos. La mejor manera de lograr esto es tener un pequeño déficit de calorías diarias de aproximadamente 300 calorías, agregar ejercicios de entrenamiento de fuerza tres o cuatro veces a la semana y realizar ejercicio cardiovascular 150 minutos por semana. Se necesita un déficit de 3.500 calorías para perder una libra de grasa, por lo que esta combinación debe darte una pérdida de peso constante de aproximadamente dos libras por semana. Una vez más, no comiences este o cualquier nuevo tratamiento sin antes consultar a tu médico.

Genética

La posibilidad de aumentar los músculos y perder peso varía de persona a persona dependiendo de su genética. Algunas personas están naturalmente predispuestas a aumentar los músculos con facilidad, mientras que otras pueden tener que trabajar más en ello. Lo mismo ocurre con la forma en que pierdes y ganas peso. Aprende acerca de tu tipo de cuerpo y usa técnicas de ejercicios que trabajen con este y tus objetivos personales. Esto será mejor con la ayuda de un entrenador profesional, después de consultar a tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por elisha ryan | Traducido por ana karen salgado beltrán