Aumento de busto y el ejercicio

Definitivamente, tu rutina diaria se verá afectada un poco mientras te recuperas de un procedimiento de aumento de busto. Si bien es difícil para las mujeres que practican algún deporte mantenerse en calma por un tiempo, debes considerar los riesgos antes de retomar tu práctica física. Evita poner en riesgo tu salud o dañar tu nuevo busto en lo que te reincorporas a tu ritmo de vida.

Soporte del sostén durante el tiempo de reposo obligatorio

El dolor post-operatorio que resulta del aumento de busto no te mantendrá fuera de circulación por mucho tiempo. Por lo general puedes regresar al trabajo dos o tres días después de la operación, siempre y cuando tu trabajo no requiera actividad física. Una vez que el dolor cede, no exageres con el entusiasmo. Tal vez te sientas lista, pero lo único relacionado con ejercicio que debes hacer es ponerte un sostén deportivo y caminar para evitar la formación de coágulos en las piernas. Tu busto necesita tiempo para recuperarse de la inflamación. Eso significa que debes utilizar sostenes elásticos —nada que tenga barrillas por seis semanas— y debes dar a tu cuerpo tiempo para sanar. Platica con tu doctor para que te dé recomendaciones específicas para tu caso.

Deportes de contacto


Regresa a la acción una vez que estés recuperada.

Los implantes de silicona son resistentes; tal vez como tú, si participas en algún deporte de contacto como el hockey, el basquetbol o el fútbol. No puedes participar en este tipo de actividades de tres a seis semanas después de la cirugía, dependiendo de las especificaciones de tu caso. Después, las actividades de contacto están bien. Es muy importante notar que los implantes de silicona se ablandan con el tiempo, así que es recomendable realizar visitas al doctor para dar el seguimiento adecuado según especifique el cirujano.

Riesgos en actividades menos extenuantes.

Tal vez las actividades que requieren fuerza te preocupan tanto que no te das cuenta de cómo algunas actividades menos extenuantes pueden representar un grave problema durante la etapa inicial de tu recuperación. Un gran riesgo es el que representa cualquier actividad que eleve la presión arterial antes de que la inflamación ceda. Las actividades como correr, levantar pesas, los aeróbicos y el ciclismo pueden, potencialmente, desacelerar tu proceso de recuperación y ocasionar sangrado, pueden incluso hacer que tus implantes se desplacen. Eso es terrible, así que no lo propicies. Es preferible tener que iniciar de cero con tu entrenamiento nuevamente a sufrir alguna de las complicaciones de interferir con el proceso de recuperación.

Actividades aquáticas y bajo el sol

Ir a la playa y disfrutar de algunas actividades acuáticas de bajo impacto suena bien como preámbulo para actividades de mayor intensidad, pero ten cuidado. Estar en el mar o en una piscina te puede poner en contacto con alguna infección si tus incisiones no han terminado de sanar. También debes tener cuidado del sol, aún si tu doctor ya te ha dado autorización para practicar algo de voleibol de playa. El sol podría causar daño estético a tu cicatrización. Utiliza un bloqueador solar con un factor protector solar alto en tu busto, ya que los rayos UV pueden causar una cicatrización poco estética y oscurecida.

Más galerías de fotos



Escrito por matt ronquillo | Traducido por ricardo frot