¿Cómo aumentar mi tasa metabólica para bajar de peso?

El metabolismo es comúnmente asociado con la pérdida de peso, pero en realidad implica una amplia gama de reacciones químicas en el cuerpo. Un metabolismo más rápido por lo general significa que tu cuerpo quema calorías más rápidamente, lo que resulta en una pérdida de peso más rápida. Tanto tu estilo de vida como la genética pueden afectar la forma de quemar calorías, y tomar decisiones de estilo de vida inteligentes puede ayudarte a perder peso más rápidamente.

Cambia tu temperatura

Si pasas mucho tiempo tratando de sudar tus libras en un sauna, lo estás haciendo mal. El cuerpo requiere más energía para calentarse que para hacer que se enfríe, y bajar la temperatura de tu cuerpo puede ser el secreto para aumentar tu metabolismo. Un estudio de 2003 publicado en "The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism", por ejemplo, encontró que beber 2 litros de agua helada cada día puede lograr que las personas quemen alrededor de 95 calorías más cada día. Otro estudio de 2003 publicado en la misma revista encontró que las personas que dormían en habitaciones a 66 grados quemaron un 7% más calorías que los que dormían en habitaciones cálidas.

Crea un poco de músculo

Los músculos queman más calorías que la grasa, por lo que ir al gimnasio puede ayudarte a aumentar constantemente tu metabolismo. Céntrate en aumentar la intensidad más que en la longitud de tu rutina de entrenamiento con pesas. Un estudio de 2012 en el "Journal of Translational Medicine" encontró que las sesiones de levantamiento de pesas intensas y breves pueden causar que los que hacen pesas quemen 452 calorías más en el período de 24 horas después de sus entrenamientos.

Cambia tu forma de comer

Si comes justo antes de ir a la cama, tu cuerpo tiene menos tiempo para quemar lo que has comido. Las comidas abundantes pueden hacer que te sientas perezoso y lento, pero de cinco a seis comidas más pequeñas pueden ayudarte a mantener tu energía y aumentar tu metabolismo. Concéntrate en comer alimentos integrales como frutas, verduras y proteínas magras, en lugar de comer alimentos procesados.

Obtén un horario de sueño saludable

El sueño regular le da a tu cuerpo tiempo para recuperarse del día y le da tiempo para reparar el tejido muscular. Obtén un horario regular para dormir e ir a dormir a la misma hora todas las noches, con el objetivo de tener siete a ocho horas de sueño por noche. La falta de sueño puede lanzar a las hormonas del hambre de tu cuerpo fuera de sincronización, lo que te hace sentir hambre, incluso si no tienes.

Más galerías de fotos



Escrito por van thompson | Traducido por jaime alvarez