Cómo aumentar la producción de leche al bombear

Tanto las madres como los bebés pueden luchar con la lactancia. Una preocupación común es la producción de leche. La Leche League International aconseja amamantar con frecuencia para mejorar la producción de leche. Un bebé incrementará la frecuencia y la duración de cada sesión de lactancia cuando requiera más leche. Esto se ve a menudo en la forma de alimentación agrupada durante una etapa de crecimiento. Para las madres que optan por la bomba en lugar de, o además de, la lactancia materna directa, el beneficio de la lactancia agrupada desaparece y la producción de leche puede disminuir. Evitar que baje la producción de leche durante el bombeo es posible, pero requiere algunos pasos adicionales.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Bomba de pecho

Instrucciones

  1. Compra un extractor de leche de alta calidad. Los modelos eléctricos con dos bombas son los mejores. No sólo son más eficientes, sino que también tendrás mayor potencia de succión. Alquila una bomba de grado hospitalario en tu centro médico local si es posible.

  2. Asegúrate de estar comiendo y durmiendo bien y toma mucho líquido. El buen cuidado de ti misma tendrá un impacto positivo en la producción de leche materna.

  3. Crea un ambiente relajante cuando vayas a bombear. Pon una foto de tu bebé y concéntrate en ella mientras bombeas. De acuerdo con La Leche League, visualizar a tu bebé puede ayudar a estimular el reflejo de bajada mientras se bombea. Ponte cómoda y trata de relajarte. El estrés puede hacer que sea más difícil iniciar tu reflejo de bajada.

  4. Bombea de ambos senos hasta que parezca que han dejado de producir leche, luego extiende la sesión de extracción por otros cinco a 10 minutos. Al bombear más allá del tiempo normal se estimulan los senos para producir más leche. Cuando un bebé está amamantando, hace lo mismo al amamantar más tiempo y con más frecuencia. Bombea con intervalos de media hora a dos horas. A medida que tu bebé espacia más las tomas puedes hacer lo mismo entre las sesiones de extracción. Por ejemplo, si tu bebé come cada cuatro horas, puedes bombear cada dos o tres horas para aumentar la producción de leche.

  5. Toma unas "vacaciones de lactancia" si es posible. A veces, es necesario poner el bebé al pecho para obtener tu suministro de leche de nuevo. Unas vacaciones de lactancia significan dos o más días en los que no se utiliza la bomba, pero en cambio, el bebé está siendo amamantado con la frecuencia que él exige. Muchas madres encuentran útil no hacer otra cosa que quedarse en la cama con el bebé y amamantando. Un bebé es más eficiente en la estimulación de los senos que un extractor de leche. Al estimular el suministro de leche de esta manera por lo menos dos días vas a aumentar tu producción de leche.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah harding | Traducido por mar bradshaw