Cómo aumentar de peso después de la quimioterapia

La pérdida de peso es un efecto secundario común de la quimioterapia, y recuperarlo puede ser más difícil de lo que crees. Después de los tratamientos de quimioterapia, las personas a veces experimentan sequedad en la boca, llagas, problemas para tragar y cambios en el gusto y el olfato, según lo expresa la American Cancer Society. Estos efectos secundarios pueden hacer que sea difícil comer. Consulta a tu médico sobre las formas de manejar estos efectos secundarios para que comer y recuperar tus fuerzas sea más fácil.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Come tus alimentos favoritos. Comer tus alimentos favoritos, como comidas caseras, puede ayudar a estimular tu apetito, según afirma el National Cancer Institute. Si los alimentos no saben bien, prueba agregar especias, sal y pimienta. Come tus alimentos favoritos hasta que sientas que puedes probar otros.

  2. Habla con tu médico sobre tomar medicamentos contra las náuseas. Hay diferentes tipos de ellos que pueden ayudarte a aliviarlas y a comer sin sentirte descompuesto. Cuando no te sientes descompuesto, es más probable que puedas comer lo suficiente para recuperar peso.

  3. Come de cinco a siete porciones de frutas y vegetales al día, según aconseja la American Cancer Society. Los vegetales de hoja verde oscuros, los frutos cítricos y los vegetales amarillos contienen folato, hierro, calcio y vitaminas A, C y K que son esenciales para mejorar tu sistema inmune y mantenerte saludable.

  4. Come cinco comidas pequeñas. Al principio, puede ser difícil pensar en desayunar, almorzar y cenar. Comienza con comidas pequeñas o bocadillos durante el día. En estas comidas pequeñas, es importante incluir una fuente de proteínas y carbohidratos. Come frutas y vegetales que te gusten. Cuando tu apetito aumente y tu cuerpo se ajuste a incorporar alimentos, puedes cambiar y comer tres comidas al día con dos colaciones. Es importante consultar con un nutricionista que se especialice en pacientes con cáncer para asegurarte de que estás recibiendo la cantidad de nutrientes adecuada.

  5. Haz ejercicio. Si tu médico aprueba que hagas ejercicio, comienza a salir a caminar antes de comer. Los ejercicios de bajo impacto como caminar o nadar pueden ayudarte a aumentar el apetito. Si has perdido masa muscular durante la quimioterapia, comienza un programa de entrenamiento de fuerza para recuperar músculos. Nuevamente, consulta a tu médico antes de comenzar un programa de ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por janelle vaesa | Traducido por maria eugenia gonzalez