Cómo aumentar la fuerza de los tendones

Todos tus músculos están conectados a los huesos y otros músculos a través de tus tendones. Los tendones no obtienen mucha atención a no ser que sientas molestias o dolor, típicamente resultado del desgaste y debilidad. El codo de tenista y la tendinitis son lesiones comunes que pueden ser evitadas manteniendo la fuerza de los tendones y la flexibilidad, según Medline Plus. Si haces un entrenamiento de fuerza consistente ya estás trabajando para fortalecer tus tendones ya que mayor fuerza muscular conlleva una mayor fuerza en los tendones. Mejorar el flujo sanguíneo de tus tendones y estirarlos también debe ser parte de tu plan de hacerlos más fuertes.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Mejora la circulación de tu cuerpo para mejorar el flujo sanguíneo de tus tendones. Parte del problema con los tendones es que no están tan bien vascularizados como tus músculos, lo cual significa que el flujo sanguíneo es inferior. Para mejorar la circulación incluye ejercicios aeróbicos junto con tu entrenamiento de resistencia para hacer que la sangre fluya. Masajear y aplicar calor en áreas problemáticas particulares como tu codo o el talón también puede ayudar con el flujo sanguíneo.

  2. Ejercita todos tus músculos para asegurarte de que la fuerza de los tendones mejore. Debido a que todos los músculos están adheridos a tendones, pasar por alto un grupo muscular puede resultar en tendones debilitados que corren el riesgo de lesionarse. Por ejemplo, Rebecca Peterson, una asistente de terapia física en Idaho dice que las personas que se enfocan en sus bíceps pero pasan por alto sus antebrazos tienen más posibilidades de desarrollar tendinitis en los codos. Trabajar todos los grupos musculares fortalecerá los tendones asociados y disminuirá las posibilidades de tendinitis u otras lesiones.

  3. Estira tus músculos después de precalentar para ayudar a mejorar la fuerza y flexibilidad de tus tendones. Precalentar antes de elongar es vital para que tu circulación fluya y para evitar lesiones a causa del estiramiento, así que comienza corriendo en tu lugar o en una banda continua por 5 o 10 minutos , por ejemplo. Elonga justo hasta el punto de tensión, no al punto del dolor. Mantén el estiramiento sin rebotar por alrededor de 30 segundos antes de aflojarte y continuar con otra elongación.

Consejos y advertencias

  • Debes elongar dos o tres veces por semana mínimo para mantener la fuerza y flexibilidad de tus tendones, pero también puedes estirarlos más si quieres. Por ejemplo, si incorporas tu rutina de estiramiento a tus entrenamientos es probable que lo hagas tres o cuatro veces a la semana.

Más galerías de fotos



Escrito por elle di jensen | Traducido por ana grasso