Cómo aumentar la distancia en un saque largo

Un saque largo es esencialmente un pase entre las piernas del centro al sujetador o despejador. La precisión es un elemento crítico para esta habilidad especializada, pero la distancia es importante también. Para ser un efectivo sacador en largo, el centro debe contar con una excelente flexibilidad, control del cuerpo y fuerza. La distancia adecuada de un saque largo permitirá que la pelota se desplace lo suficiente como para caer en manos del blanco en lugar de saltar a lo largo del suelo. Un saque largo limpio asegura la sincronización y ejecución de la jugada.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Coloca la bola en frente tuyo en una línea de yarda. Abre las piernas con cada pie a 1 pie por fuera del ancho de los hombros. Llega hasta el punto en que tus brazos estén totalmente extendidos, pero ligeramente doblados.

  2. Dobla las rodillas y mira entre las piernas para localizar las manos del blanco.

  3. Coloca los dedos de tu mano de lanzar en los hilos de la pelota. Descansa la mano opuesta en la parte superior de la bola.

  4. Lanza la bola de modo que el dedo índice sea lo último que la toque. Éste debe dirigir la bola hacia el objetivo en una espiral apretada.

Más galerías de fotos



Escrito por chris roling | Traducido por lucia ayala