Cómo aumentar el deseo sexual de mi esposa

Al deseo sexual también se le llama "libido". Sin importar cómo decidas llamarlo, es una parte natural del proceso de maduración del cuerpo que comienza en la pubertad. Si todo sale bien, tanto los hombres como las mujeres tendrán un deseo sexual elevado hasta hacerse viejos, pero si tu esposa tiene un bajo deseo sexual, puede causar problemas en tu relación. Aunque puede ser difícil lidiar con esto, existen formas de mejorar su libido.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Haz que tu esposa ejercite ciertos músculos específicos. Ejercitar los músculos del suelo pélvico puede ayudar a aumentar su deseo sexual y a hacer que tu esposa sea más consciente del sentimiento agradable del sexo. Para hacerlo, haz que actúe como si dejara de orinar en mitad del proceso. Haz que mantenga sus contracciones por cinco minutos y que luego se relaje, repitiendo 10 veces. A estos se les llama ejercicios Kegel.

  2. Haz que tu esposa corra. El ejercicio ofrece numerosos beneficios para tu esposa si está tratando de aumentar su deseo sexual. Puede mejorar su ánimo, su autoestima, su resistencia y la circulación en todo su cuerpo, incluyendo a sus órganos sexuales. Haz que haga 30 minutos de ejercicio aeróbico cinco o más días a la semana. Esto puede ser correr, montar bicicleta, nadar, subir escaleras, remar o caminar. Para hacerlo más divertido e íntimo, haz ejercicio con ella.

  3. Presenta técnicas de relajación a tu esposa. El estrés y la ansiedad contribuyen en gran medida a un deseo sexual bajo. Para ayudar a tranquilizarla, haz que tu esposa participe en actividades relajantes como el yoga, el tai-chi, respiración meditativa y relajación muscular. Al igual que con el ejercicio, únete a ella para hacerlo más interesante.

  4. Crea una conexión. Tener una comunicación abierta con tu esposa es muy importante. Habla con ella sobre lo que te gusta y lo que no te gusta y sé honesto sobre lo que estás sintiendo. Busca la ayuda de un terapeuta de sexo al cual puedan pedir consejos sobre estrategias y otras opciones de tratamientos.

  5. Sé creativo. El aburrimiento en tu vida sexual puede llevar a una baja libido. Agita un poco las cosas probando cosas nuevas. Ten sexo en diferentes sitios, prueba diferentes posiciones y experimenta con juegos y juguetes sexuales.

  6. Haz que tu esposa coma alimentos que aumenten su libido. El ajo contiene alicina, lo que puede aumentar el flujo sanguíneo en sus órganos sexuales. Añádelo a algunos de los platos para tu esposa o haz que lo coma solo. Si no le gusta el sabor o el olor, puedes añadirlo en forma de suplemento.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin rail | Traducido por ana maría guevara