¿Pueden los aumentadores de peso ayudarte a crear músculo?

Los aumentadores de peso (weight gainers) son suplementos nutritivos convenientes y portátiles que pueden ayudarte a ganar peso y agregar masa muscular. Estos compuestos usualmente vienen en forma de proteínas en polvo que pueden ser mezclados con agua, leche o jugo. Si lo que quieres es ganar músculo, debes incrementar tu ingesta calórica, así como también consumir cantidades adecuadas de proteína.

Cómo funciona

Una libra equivale a unas 3,500 calorías, por lo que añadir unas 500 calorías al día a tu dieta puede ayudarte a ganar una libra de masa muscular a la semana. Los aumentadores de peso pueden ayudarte a lograr esto complementando tu dieta actual con altas concentraciones de proteína, carbohidratos y grasa. Pero no hay que olvidar que éstos son sólo “suplementos” y deben ser una parte adicional de tu dieta y no como tu fuente primaria de calorías y de proteínas.

Instrucciones

El modo de empleo de los aumentadores de peso es el mismo para todos los consumidores sin tomar en cuenta su edad, sexo, peso, estatura, dieta, nivel de actividad física u objetivos, por lo que debes monitorear tu ingesta con base en estos factores. La mayoría de estos compuestos le indican a los consumidores que utilicen su producto de dos a cinco veces al día en grandes dosis. Si siguieras estas instrucciones al pie de la letra, necesitarías reabastecerte de producto cada cinco o siete días.

Consideraciones

Los típicos “batidos de proteínas” que se venden en las tiendas de alimentos saludables han tenido desde hace un largo tiempo la reputación de saber mal, por lo cual, muchos de los aumentadores de peso disponibles en el mercado contienen azúcar. Estos productos no deben faltar en tu repertorio de auxiliares para ganar músculo, pero debes investigar adecuadamente para encontrar el que sea más efectivo. La calidad sobre la cantidad es una regla fundamental; fíjate en las etiquetas de información nutrimental antes de comprar para asegurarte de que en verdad te ayudará para hacer músculo.

Hechos

Aunque hacer músculo sin proteína es casi imposible, ingerir cantidades excesivas de sueros de proteína durante un largo periodo de tiempo puede provocar que tus huesos pierdan calcio. Lou Schuler, autor de “The Testosterone Advantage Plan” dice que esto se debe a que, a diferencia de los batidos de proteínas purificados, las proteínas que se encuentran en los alimentos contienen el mineral fósforo, el cual reduce la cantidad de calcio excretado por medio de la orina. Además, las dietas altas en proteínas deshidratan el cuerpo, así que si te encuentras en una, debes beber mucha agua.

¿Cuánta proteína?

La mayoría de los aumentadores de peso contienen una cantidad extremadamente alta de proteína, aproximadamente de 30 a 60 gramos por porción. En un reporte del consumidor de julio del 2010, la nutrióloga Kathleen Laquale comenta: “El cuerpo sólo puede descomponer de unos 5 a 9 gramos de proteína por hora, y cualquier exceso que no sea quemado para producir energía se convierte en grasa o es desechado”, Lo mejor es no depender de una sola fuente de proteína, por lo que es mejor añadir variedad, que todo lo que consumas lo hagas con moderación para que así sólo consigas un aumento de músculo de calidad.

Más galerías de fotos



Escrito por rob horn | Traducido por reyes valdes