¿Qué aumenta y disminuye el ritmo cardíaco?

Tu frecuencia cardíaca en reposo es la cantidad de veces que tu corazón late en un minuto, mientras tu cuerpo está completamente en reposo. Tus latidos por minuto se incrementarán en cuanto tu cuerpo se vuelva activo. Para fortalecer el corazón, tienes que participar regularmente en actividades que aumentan tu ritmo cardíaco durante un período prolongado de tiempo.

Ritmo cardíaco en reposo

Una frecuencia cardíaca normal en reposo de una adulto oscila entre 60 y 100 latidos por minuto, informa Mayo Clinic. Para encontrar el ritmo cardíaco, coloca los dedos en la cara de la muñeca o en el cuello junto a la tráquea hasta que sientas el pulso. A continuación, mira un reloj durante 10 segundos y cuenta cuántas veces sientes el latido de tu corazón. Multiplica ese número por 6 para encontrar tu ritmo cardíaco.

Nivel de ejercicio

Si estás en buena forma, tu ritmo cardíaco, muy probablemente, será más bajo. Los atletas a menudo tienen una frecuencia de reposo de alrededor de 40 latidos por minuto. Además, si eres más grande, el corazón tiene que bombear más frecuentemente para bombear la sangre por todo el cuerpo, por lo que es probable que tengas una frecuencia cardíaca superior a una persona más pequeña.

Nivel de actividad

Si acabas de terminar de hacer ejercicio, probablemente, la frecuencia cardíaca sea mayor. Incluso una actividad simple como ponerte de pie puede aumentar tu ritmo cardíaco. Para encontrar tu verdadera frecuencia cardíaca en reposo, compruébala por la mañana, incluso antes de levantarte de la cama.

Emociones

Sentir miedo, estrés, enojo o malestar, puede desencadenar una frecuencia cardíaca superior. Respirar profundamente y centrarse en algo más puede ayudar a controlar la frecuencia cardiaca elevada por la emoción.

Presión arterial y enfermedades del corazón

La presión arterial alta y las enfermedades del corazón son los factores de riesgo, tanto para la taquicardia como para la bradicardia. La taquicardia es una frecuencia cardiaca anormalmente rápida y la bradicardia es una frecuencia cardíaca inusualmente lenta, explica Mayo Clinic. Para evitar estos problemas, come una dieta saludable y haz ejercicio regularmente. No fumes, y si bebes, hazlo con moderación.

Cafeína

El consumo de bebidas con cafeína puede aumentar tu ritmo cardíaco. Limita el consumo de cafeína, si sufres de taquicardia.

Medicamentos

Los medicamentos como los antidepresivos y los medicamentos para la migraña pueden afectar el ritmo cardíaco. Lee las etiquetas de todo lo que tomas, y habla con tu médico acerca de cómo tus medicamentos interactuarán entre sí.

Más galerías de fotos



Escrito por chris callaway | Traducido por sofia loffreda