¿Aumenta el alcohol los niveles de colesterol?

Cuando se trata de colesterol, el consumo de alcohol es una cuestión de equilibrio. Por un lado, se ha demostrado que beber cantidades moderadas de alcohol mejora los niveles de colesterol "bueno" y han sido vinculado con la reducción en la incidencia de enfermedades del corazón. Por otro lado, beber demasiado alcohol puede tener un efecto negativo sobre los perfiles de lípidos de la sangre y, en última instancia, sobre la salud del corazón.

Colesterol bueno

Estudios en el "New England Journal of Medicine", el diario "Circulation" y en la revista "Alcohol" documentaron que las cantidades moderadas de alcohol pueden elevar el colesterol de lipoproteína de alta densidad, también conocido como colesterol "bueno". Los científicos se refieren al HDL como colesterol bueno porque lleva el colesterol de los tejidos y vasos sanguíneos y en el hígado y puede retardar la acumulación de placa arterial que es un sello distintivo de las arterias endurecidas, una enfermedad conocida como aterosclerosis. La aterosclerosis aumenta el riesgo de tener un ataque al corazón. En base a la evidencia actual, se sospecha que si consumes alcohol de manera moderada aumenta el HDL, entonces puede disminuir el riesgo de padecer un ataque al corazón.

Colesterol malo

La lipoproteína de baja densidad, o colesterol "malo", lleva el colesterol desde el hígado a los tejidos y vasos sanguíneos. Los niveles altos de LDL están ligados a la acumulación de placa arterial y, por lo tanto, a un mayor riesgo de tener una enfermedad cardíaca. La conexión entre el consumo de alcohol y el colesterol LDL es menos clara. Un estudio científico publicado en 2001 en el "American Journal of Clinical Nutrition" explicó que beber puede bajar el LDL, pero que los factores genéticos pueden contribuir también a la forma en que el consumo de alcohol afecta a los niveles de LDL.

Triglicéridos

Sin embargo, aunque el consumo de alcohol de ligero a moderado está vinculado a los niveles de HDL mejorados, el consumo excesivo de alcohol, especialmente cuando se bebe alcohol con una comida que contenga grasa, eleva los niveles de otro lípido de la sangre conocido como triglicéridos. Los triglicéridos crecientes de la sangre pueden afectar negativamente a la salud del sistema circulatorio.

Beber con moderación

Para evitar inclinar la balanza del alcohol demasiado lejos en una dirección perjudicial, los Centers for Disease Control and Prevention recomiendan que se consuma sólo cantidades moderadas de alcohol. Esto equivale a una copa al día para las mujeres y dos copas por día para los hombres. Un trago equivale a cinco onzas de vino, una cerveza de 12 onzas o una inyección de 1,5 onzas de licor.

Referencias

Más galerías de fotos



Escrito por gina riggio | Traducido por maria gloria garcia menendez