Auditoria del cuerpo: pruebas médicas que deberían hacerse las mujeres veinteañeras

Eres joven e invencible, ¿no?

Eres joven e invencible, ¿no? Bueno... sí y no. Feroz con un sentido de potencial ilimitado y posibilidades ilimitadas, los problemas de salud relacionados con la edad son la última cosa en tu mente. Pero no te dejes seducir por un halo saludable. Son los años para prescribir ciertos hábitos preventivos de atención sólidos que harán una gran diferencia en el futuro. Muchos veinteañeros son culpables de desestimar las visitas al médico y evitar proyecciones iniciales, gracias a una combinación de otras preocupaciones (citas, nuevo trabajo, nueva maternidad) y, en algunos casos, un seguro médico poco adecuado. Pero ahora es cuando necesitas encontrar un médico de cabecera que te guste, y en quien confíes, dice Dana Simpler, doctora (MD), médica de atención primaria en el Centro Médico de la Merced en Baltimore. "Tu objetivo es fijarte un curso saludable, mientras siga siendo relativamente fácil". Esto incluye el desarrollo de hábitos alimenticios saludables, hacer ejercicio regular y dormir bien. ¿Qué vas a hacer ahora y cómo cuidarás de tu cuerpo te ayudará a prevenir problemas de salud que pueden surgir con la edad, como la presión arterial alta y la diabetes, dice. Así, mientras que éstas condiciones pueden no estar dentro de tus preocupaciones ahora mismo, el estilo de vida puede llevarte a ellos (fumar, subsistir a base de comida basura o el exceso de peso). Más allá de eso, esto es lo que necesitas:

Estudios físicos anuales

A pesar de que un chequeo anual probablemente no es necesario, es inteligente para acostumbrarte a tomar las riendas de tu salud. La mayoría de las compañías de seguros cubren las visitas de rutina y exámenes, así que por qué no las aprovechas y te familiarizas con algunos números, como la presión arterial y nivel de colesterol. Un control físico completo incluye un control completo de sangre (CBC), que controla enfermedades como la anemia. También puedes realizar una prueba de colesterol y/o una prueba de glucosa en ayunas (especialmente si tienes sobrepeso) para detectar diabetes y pre-diabetes.

Tu médico escuchará tu corazón y pulmones; te examinará los ojos, los oídos, los ganglios linfáticos y el abdomen para buscar cualquier cosa fuera de lo común. Él o ella también tomarán nota de tu edad, altura y peso, y preguntarán sobre tu historial médico familiar.

Actualización de las vacunas

De acuerdo a los Institutos Nacionales de Salud, debes recibir una vacuna Tdap de refuerzo (tétanos-difteria y la tos ferina acelular), ya que la inmunidad de las vacunas infantiles probablemente habrá disminuido. Si naciste después de 1980 y nunca has tenido varicela de niña, pide esa vacuna también.

La vacuna MMR (sarampión, paperas y rubéola) debe actualizarse si naciste después de 1956, según los Centros para el Control de Enfermedades (CDC). Y no te olvides de la vacuna contra el VPH (Virus del Papiloma Humano). Ahora se ha demostrado que todos los casos de cáncer cervical se originan con una infección por el VPH, dice la doctora Simpler, así que si no fuiste vacunada en la adolescencia, hazlo ahora. (Consulta con tu compañía de seguros sobre la cobertura; algunos sólo pagan por las vacunas si eres menor de 27 años de edad).

PAP

De acuerdo con la Fuerza de Tareas de Servicio Preventivo de los Estados Unidos, una prueba de Papanicolaou (en el que se examina un raspado de células del cuello uterino para detectar anomalías que puedan conducir al cáncer cervical) se debe realizar a partir de los años 20 (o poco después de la actividad sexual), y luego una vez cada tres años durante la edad adulta. Sí, esto solía recomendarse anualmente, dice la doctora Simpler, pero eso ha cambiado si los resultados siguen siendo siempre negativos. El resultado: obtén un PAP ahora si no te has hecho la prueba en bastante tiempo.

Control de STD/HIV

Los CDC recomiendan que todos los adultos sexualmente activos se realicen las pruebas de clamidia y gonorrea, y que todos los pacientes atendidos en cualquier centro de salud reciban la prueba del VIH a menos que el paciente opte por no hacérsela.

Autoexamen de los senos

El énfasis puesto en los autoexámenes mensuales en el hogar se ha desvanecido, gracias a las recomendaciones modificadas de la Fuerza de Tareas de Servicio Preventivo de los Estados Unidos, que encontró esos exámenes ineficaces en la búsqueda de potenciales casos de cáncer. Dicho esto, las mujeres de 20 años deben, um, conocer a "las chicas" como una manera de saber lo que se siente normal para tu cuerpo, pero no como reemplazo del examen clínico de los senos que tu doctor pedirá a tu ginecólogo/obstetra en el control que realices. Adelante: siéntete a ti misma.

Foto: Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por denise schipani
Traducido por maría dolores meade