Atún versus sardinas

Los peces no sólo incorporan variedad en tu dieta, sino también benefician tu corazón. Harvard School of Public Health , señala que comer 6 onzas de pescado graso a la semana reduce el riesgo de enfermedad cardíaca en más de un tercio. El atún y sardinas enlatados aumentan tu consumo de pescado y ofrecen varias ventajas nutricionales, incluyendo proteínas y grasas saludables. Los perfiles nutricionales del atún y las sardinas difieren ligeramente, sin embargo, ofrecen diferentes cantidades de vitaminas y minerales.

Similitudes nutricionales

Opta ya sea por el atún o las sardinas en conserva y podrás aumentar tu ingesta de proteínas. Una porción de 6 onzas de sardinas en conserva, envasadas ​​en aceite, proporciona 41 gramos de proteína, mientras que una porción equivalente de atún proporciona 49 gramos. Tu cuerpo puede utilizar esta proteína para combatir las infecciones y mantener el tejido muscular. Las sardinas y el atún también contienen ácidos grasos omega 3, que apoyan la función cerebral y combaten la enfermedad cardiovascular. Una porción de 6 onzas de sardinas proporciona 2,4 gramos de ácidos grasos omega 3, y el atún ofrece 1,5 gramos por porción.

Contenido de vitamina E y calcio

Las sardinas ofrecen más vitamina E por porción que el atún, y también contienen más calcio. La vitamina E juega un papel en la circulación sanguínea saludable, promoviendo el desarrollo de nuevos glóbulos rojos, y su función antioxidante combate los daños en los tejidos. El calcio promueve la sana comunicación entre las células, ayudando a la función de los nervios y contribuyendo a un fuerte tejido óseo. Come 6 onzas de sardinas y aumentarás tu consumo de vitamina E por 3,5 miligramos, el 23% de la ingesta diaria recomendada, mientras que una porción equivalente de atún en lata contiene 1,5 miligramos. Cada porción de sardinas también aumenta tu consumo de calcio por 649 miligramos, o 65% de tus necesidades diarias de calcio, en comparación con 22 miligramos en una porción de atún.

Contenido de vitamina K

Elige el atún sobre las sardinas como una fuente superior de la vitamina K. La vitamina K es necesaria para la activación de la proteína, y activa las proteínas necesarias para la formación de coágulos de sangre, el desarrollo óseo y la salud del cartílago. Una porción de atún enlatado ofrece 74,8 microgramos de vitamina K, que es el 60% de la ingesta diaria recomendada para los hombres y 83% para las mujeres. Una porción equivalente de sardinas, en contraste, proporciona sólo 4,4 microgramos de vitamina K.

Contenido de sodio

Tanto si optas por atún o sardinas, aumentarás significativamente la ingesta de sodio, aunque las sardinas contienen más sodio por porción. Comer 6 onzas de sardinas en conserva aumenta tu consumo de sodio 859 miligramos, lo que representa el 37% de tu límite diario de 2.300 miligramos. Una porción equivalente de atún contiene 602 miligramos, o 26% de tu límite. Los alimentos altos en sodio tensionan tus riñones debido a que tienen que trabajar más para eliminar el exceso de sodio de tu sistema, y ​​el alto consumo de sodio también aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por verónica sánchez fang