¿El atún sellado se puede comer en el embarazo?

El pescado es una fuente de proteína baja en grasa que contiene también benéficos ácidos grasos omega-3. El U.S. Department of Agriculture recomienda que la mayoría de la gente coma pescado dos veces por semana, y las mujeres embarazadas deben seguir esta pauta también. Dado que algunas especies de peces contienen niveles peligrosos de metil-mercurio, se debe limitar el consumo de estos peces, especialmente durante el embarazo. Pero las mujeres embarazadas con seguridad pueden comer pequeñas cantidades de pescado, incluyendo el atún.

Contaminantes en el pescado

El metil-mercurio está presente en muchas especies de peces. Ya que puede obstaculizar el desarrollo del bebé por nacer, el U.S. Department of Agriculture informa que las mujeres embarazadas deben evitar comer lofolátilo, caballa, pez espada y tiburón. En algunas áreas, los peces contienen niveles peligrosos de bifenilos policlorados o PCB (por sus siglas en inglés), que también pueden causar problemas de salud. Sin embargo, el USDA dice que no se han encontrado niveles dañinos de PCBs en cualquier pescado vendido comercialmente.

Atún y mercurio

La mayoría de los estadounidenses comen atún enlatado, light y albacore. El albacore o atún blanco, puede contener altos niveles de mercurio, pero el USDA dice que es seguro comer hasta 6 onzas de este atún cada semana durante el embarazo. Otras especies de atún, como el atún aleta amarilla, no tienen un alto nivel de mercurio. Las mujeres embarazadas pueden comer hasta 12 onzas por semana de estos y otros peces.

Cocinar el atún

Los alimentos crudos pueden contener bacterias que podrían ser perjudiciales para una mujer embarazada. Si estás embarazada y comes atún, asegúrate de que está cocido a una temperatura interna de al menos 145 grados Fahrenheit. El atún sellado, que a menudo queda crudo en el medio, no es la mejor opción durante el embarazo. Si estás haciendo atún en casa, se puede comprobar la temperatura interna con un termómetro de cocina, pero no puedes estar tan seguro del atún de un restaurante, así que elige otro estilo de cocina, como asado a la parrilla o al horno.

Consideraciones

Compra el pescado lo más fresco posible. El pescado fresco debe tener carne firme que rebota cuando la aprietas y no huele a pescado. No compres pescado congelado que tiene cristales de hielo dentro del paquete. Esto podría significar que el pescado fue descongelado, y se volvió a congelar. Usa el pescado fresco a más tardar dos días después de comprarlo, o envuélvelo firmemente y congélalo. Descongela el pescado congelado en el refrigerador.

Más galerías de fotos



Escrito por cynthia myers | Traducido por mariana groning