Cómo atrapar una pelota baja en lacrosse

En un mundo perfecto, todos los pases en lacrosse llegan justo a la altura de la cabeza para una atrapada estupenda, de modo que la pelota caiga justo en el bolsillo del palo. Sin embargo, hasta para los jugadores más expertos, la pelota baja o rasa es una realidad. Si puedes ser el más rápido para atrapar una pelota baja, tu equipo mantendrá la posesión y podrá luchar por otra oportunidad de anotar y ganar.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Practica primero con pelotas inmóviles en el suelo, aconsejan los autores de "Enseñar lacrosse juvenil". Flexiona tus caderas y rodillas y coloca tus hombros sobre la pelota. Si la pelota se encuentra en tu lado derecho, lleva tu pie derecho hacia ésta, con tu mano derecha en la parte superior del palo; invierte el movimiento si la pelota está en tu lado izquierdo.

  2. Introduce la cabeza del palo bajo la pelota, con tu mano posterior casi al nivel del suelo, y presiona con tu mano inferior para regresar el palo a la posición vertical. Sostén el palo contra tu pecho y mantén tus pies en movimiento hacia adelante.

  3. Ajusta tu palo para una pelota que se mueva hacia ti, ya sea sobre el suelo o rebotando bajo, inclinando la cabeza del palo para crear una especie de rampa que la pelota pueda subir. Retira el palo hacia tu cuerpo para amortiguar y controlar la llegada de la pelota al bolsillo. Si la bola viene rebotando desde tus costados, baja la cabeza hasta el nivel de ésta y coloca el palo en ángulos rectos a la misma. Realiza el mismo movimiento con la pelota que usas para una atrapada baja, amortiguándola hacia tu cuerpo.

Consejos y advertencias

  • Mantén tu cuerpo entre la pelota y tu oponente para obtener mayor control de pelotas bajas.
  • Practica atrapando bolas bajas, haciendo que un entrenador te lance pases bajos y lejos de parejas de jugadores corriendo en dos líneas.

Más galerías de fotos



Escrito por rogue parrish | Traducido por pau epel