¿Por qué los atletas tienen un ritmo cardíaco más bajo?

La mayor aptitud cardiovascular provoca cambios físicos reales en la estructura del corazón. Se espesan los músculos de la pared del corazón y el corazón bombea más sangre con cada latido. Esa mayor eficiencia significa caídas en el ritmo cardíaco reposo de un atleta a un nivel que podría indicar problemas en alguien que no es atleta. Muchos atletas no se dan cuenta de que los altos niveles de acondicionamiento también causan síntomas de corazón médicos que podrían confundir por graves problemas.

Latidos normales

Los corazones de las personas sanas no atléticas laten en algún lugar entre 60 y 90 veces cada minuto cuando están en reposo. Sentarse durante al menos 10 minutos antes de tomar el pulso disminuye tu corazón a su ritmo en reposo. La salida cardiaca normal o la cantidad de sangre bombeada, mientras que estás en reposo se encuentran entre 4,8 y 6,4 litros por minuto. Durante el ejercicio, el corazón de quien no está entrenado late más rápido, pero no tan eficientemente como en los atletas entrenados. El bombeo durante el esfuerzo máximo aumenta hasta 14 a 20 litros por minuto, muy por debajo de los 40 litros por minuto de un atleta de élite.

Latidos cardiacos de los entrenados

El latido del corazón de un atleta en descanso puede caer por debajo de 40 latidos por minuto. Cuando haces ejercicio, tu corazón trabaja más duro cuando otros músculos en el cuerpo bombean más sangre hacia el corazón. Los principales músculos de las piernas tienen grandes venas que se llenan durante la fase de relajación del movimiento y la contracción del músculo en el movimiento activo rechaza la sangre del sistema circulatorio. El aumento del flujo de sangre desencadena un latido más rápido. Porque el músculo del corazón de los atletas acondicionados se amplía y fortalece, los corazones de los atletas bombean más sangre por latido. El ritmo cardíaco máximo del atleta, así como su frecuencia cardíaca en reposo, cae por debajo del ritmo de los latidos del corazón promedio.

Corazón de atleta

El acondicionamiento provoca cambios físicos y eléctricos en el corazón, creando una condición benéfica llamada "corazón de atleta". El entrenamiento aeróbico, como correr o nadar, hace que tu corazón desarrolle grandes cámaras internas. Los participantes en los deportes anaeróbicos, como el levantamiento de pesas, aumentan el grosor y la fuerza de sus músculos del corazón. Mezclar los dos tipos de entrenamiento crea dos tipos de mejora de tu corazón. Durante el ejercicio intenso, los corazones de los atletas altamente entrenados bombean tanto como dos veces el volumen de sangre de los corazones de las personas no entrenadas.

Síntomas inusuales

El corazón del atleta también desarrolla cambios eléctricos extraños que a veces provocan preocupación por problemas cardíacos. El electrocardiograma de un atleta podría mostrar arritmia anormal, bloqueo cardíaco y otros síntomas que serían una señal de enfermedad cardíaca si se vieran en quien no es un atleta, dice el cirujano del corazón y triatleta Lawrence L. Creswell. Un examen antes de comenzar el entrenamiento ayuda a eliminar la confusión sobre la salud del corazón. Si tienes historial de desmayos o palpitaciones del corazón; enfermedad del corazón o convulsiones en tu familia; o si eres un hombre mayor de 40 años o una mujer de más de 50 años, hazte un minucioso chequeo antes de empezar un programa de ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por james young | Traducido por paulina illanes amenábar