Cómo atar tus tenis de correr

Escrito por james patterson | Traducido por jane laury
El método correcto para enlazar y atar tus zapatos de correr te ayudará a garantizar un ajuste perfecto.

Asegurar los zapatos en tus pies cuando vayas a correr o competir en una gran carrera no es solo por tu comodidad. También te ayudará a mantener los pies protegidos de lesiones y condiciones molestas como las ampollas. Aprender a enlazar y atar correctamente tus tenis para correr te puede ahorrar tiempo, dolor y te puede ayudar a disfrutar más de tus carreras sobre el pavimento.

Elige un método para enlazar que funcione para tus necesidades particulares. Si observas que el talón se desliza, trata un lazo de bloqueo. Haz un entrecruzado normal y luego lleva cada extremo del cordón a través del ojal en el mismo lado del tenis. Luego lleva el extremo del cordón por debajo del cordón de los zapatos en el otro lado. Crea un nudo normal. Este lazo de bloqueo te ayudará a mantener tus zapatos apretados y evitará el deslizamiento durante la carrera.

Usa un lazo en diagonal y un nudo regular si experimentas problemas con el dedo del pie cuando corres. Comienza por enhebrar un extremo del cordón a través del ojal inferior izquierdo. Llévalo a través del ojal opuesto como un lazo normal, después introdúcelo en el siguiente ojal en el otro lado, de forma diagonal. Repite este proceso para todos los ojales y haz un nudo normal en la parte superior.

Usa un nudo doble para evitar que los zapatos se desaten mientras corres. Haz un lazo de moño regular y luego utiliza los dos bucles para crear un segundo nudo. Aprieta este nudo lo más que puedas. Es posible que tengas que crear bucles más largos de lo habitual en el lazo de moño, con el fin de lograr el nudo doble.

Sáltate uno o dos grupos de ojales si experimentas dolor en cierta parte de tu pie. Puedes incluso utilizar dos juegos de cordones, acortar y reducir para atar la parte superior e inferior de tu tenis para evitar las áreas problemáticas.

Advertencias

Habla con tu médico antes de comenzar un programa de carreras y consulta con un doctor si experimentas un dolor significativo en el pie mientras corres.