Ataduras de snowboard flexibles o rígidas

Las ataduras de snowboard son un intermediario crucial para conectar las botas con la tabla. Si bien estas ataduras suelen venir en dos tipos básicos, flexibles y rígidas, ambos poseen distintos tipos de placas y amarras para ayudarte a maniobrar tu tabla de snowboard. A diferencia de las ataduras rígidas, las flexibles son la opción perfecta para los deportistas nuevos o experimentados.

Componentes

Tanto las ataduras flexibles como las rígidas poseen tres componentes: la placa base, las amarras y highblacks. De acuerdo con REI.com, las highblack son unas placas contorneadas que reposan de forma vertical contra tu tendón de Aquiles. Éstas te dan la habilidad de controlar la parte trasera de tu tabla, y cuanto más altas sean, generalmente mayor es el control que proporcionan. La placa base es la plataforma que corre por debajo de las ataduras y es típicamente unida a la tabla por una serie de pernos o discos. Las amarras son utilizadas para sujetar tus botas en su lugar mientras practicas este deporte.

Ataduras flexibles

Las ataduras recreacionales o de nivel intermedio son las más flexibles. Éstas proveen una conexión más flexible y dinámica entre tus pies y la tabla. Debido a que las ataduras flexibles tienden a absorber la mayor parte del impacto, suelen ser la opción escogida por los principiantes. Además de su diseño más permisivo, las ataduras flexibles ofrecen un mayor rango de movimiento, haciéndolas ideales para los corredores que practican en parques con medias tuberías o terreno abierto.

Ataduras rígidas

Las ataduras avanzadas son un tipo de atadura rígida para snowboard que involucran un highback más alto, así como ataduras extras. Estos modelos más rígidos ofrecen mayor precisión en el control, ayudando a los deportistas a hacer maniobras más precisas durante sus descensos. Debido a su densidad adicional, las ataduras rígidas tienden a pesar más que las flexibles, y suelen ser más costosas.

Comparación

La comparación más obvia entre estos tipos de ataduras es el grado de libertad o control que ofrecen. Si eres un deportista de snowboard de estilo libre o un principiante, puedes optar por las ataduras flexibles debido a que ofrecen mayor seguridad. no obstante, los deportistas más avanzados o técnicos pueden preferir la precisión extra que ofrecen las ataduras rígidas. Además de estos elementos, debes tomar en cuenta el clima y si ese tipo de atadura puede ajustarse al tamaño de tus botas. Debido a que las tablas de snowboard también pueden ser flexibles o rígidas, debes utilizar el mismo tipo de atadura que el de tabla.

Más galerías de fotos



Escrito por brian connolly | Traducido por andrés marino ruiz