Asuntos y problemas de adolescentes

Ser un adolescente siempre ha sido difícil, pero en una época de intimidación cibernética y tiroteos en las escuelas, la adolescencia se ha convertido en una etapa llena de problemas que amenazan la vida. Incluso si tu adolescente actúa como si no pasara nada, puede estar lidiando con problemas graves. Armarte de conocimiento y comprensión te permite reconocer los asuntos y problemas de los adolescentes y tratar con ellos de manera efectiva.

Salud mental

Los adolescentes pueden ser cambiantes y dramáticos por naturaleza, pero la enfermedad mental es más que la angustia normal. Los signos de un trastorno de salud mental incluyen el exceso de sueño, aumento del aislamiento y cambios importantes en la personalidad, de acuerdo con la American Academy of Pediatrics. Los trastornos de ansiedad son especialmente frecuentes en los adolescentes, y la Anxiety and Depression Association of America informa que afectan a uno de cada ocho jóvenes. Si observas signos de obsesiones y compulsiones o que un adolescente antes tolerante se vuelve agresivo, habla con él de inmediato sobre los cambios en su comportamiento. Entre más pronto busques ayuda psiquiátrica, más pronto toda la familia podrá empezar a recuperarse.

Intimidación

La intimidación en la escuela es bastante mala, pero con el advenimiento de los teléfonos celulares e Internet, los agresores pueden seguir a tus hijos en casa. Vigilar el uso de Internet en los adolescentes (especialmente de las redes sociales) y los mensajes de texto es fundamental, incluso si sienten que podrías estar invadiendo su privacidad. Anima a tu hijo a resistir la tentación de responder a los agresores, ya que eso solamente alimenta su comportamiento. En cambio, ayúdales a bloquear las direcciones, correos electrónicos y números de teléfono de los agresores, y guarda la evidencia de que existen. Si tu hijo no está dispuesto a denunciar el acoso por temor a represalias, habla con el consejero de la escuela tú mismo. Incluso si él piensa que le has arruinado su vida en el momento, cortar la intimidación de raíz puede ser la diferencia entre el suicidio y la vida.

Sexo y citas

Enseñarle a tu hijo sobre el sexo a una edad temprana y poder mantener una conversación sobre el tema, puede ayudar a prevenir enfermedades de transmisión sexual, embarazo y abuso. La edad promedio en la que los adolescentes tienen su primer relación sexual es a los 17 años, aunque por lo menos un tercio de ellos la han tenido a los 16 años, según el Guttmacher Institute, el cual tiene como objetivo promover la conciencia sobre la salud y los derechos sexuales y reproductivos a través de investigación, análisis de políticas y educación pública. Los Estados Unidos tienen una de las tasas de embarazo adolescente más altas en el mundo, así que educar a tus hijos acerca de la anticoncepción (y si fuera necesario a proveérselas) es crucial. Los adolescentes también necesitan saber la diferencia entre sexo y amor, y que cualquiera que los haga sentir mal consigo mismos está mostrando control, no afecto.

Violencia

En el momento en que tu hijo llega a la adolescencia, probablemente ha estado expuesto a más representaciones de violencia en los medios de comunicación que las que puedas contabilizar. Una búsqueda rápida en Internet produce numerosos videos violentos, incluyendo pornografía; y los videojuegos a menudo requieren que los jugadores maten a sus oponentes. Aunque los videojuegos violentos no generan automáticamente un tirador en escuela, el Ph. D. Ofer Zur de Zur Institute, informa que los juegos de disparos pueden crear en los adolescentes una propensión a la violencia por el uso de armas de fuego. Limitar el acceso de tu hijo a programas de televisión, sitios web y videojuegos violentos es vital. Por ejemplo, mantén la computadora en una sala común y observa las clasificación de los videojuegos antes de comprarlos.

Más galerías de fotos



Escrito por s.r. becker | Traducido por tere colín