Asuntos de discapacidad en deportes

Los asuntos de discapacidad en deportes incluyen aspectos de limitaciones físicas, pero parecen centrarse más en actitudes y oportunidades. Aunque los programas tales como los Juegos Paraolímpicos y las Olimpiadas Especiales crean oportunidades para algunos, la Fundación de Deportes para Mujeres reporta que a partir de 2009, aunque el 48% de los niños con discapacidades querían participar en deportes, el 38% de sus padres reportaron que no existían ese tipo de programas. Resolver los asuntos de discapacidad en deportes requiere desarrollar un sentido de conciencia y aceptación para aquellos con discapacidades físicas e intelectuales.

Discriminación

Aunque el Artículo 30.5 de la Convención de las Naciones Unidas sobre Derechos de las Personas con Discapacidades existe para asegurar los derechos de las personas discapacitadas con respecto a su participación en deportes, RightToPlay.org reporta que las actitudes discriminatorias persisten. En los casos de deportes tradicionales en los que los atletas juegan en el mismo equipo sin importar la presencia o ausencia de alguna discapacidad, las actitudes con respecto a la habilidad o capacidad de los jugadores discapacitados así como preocupaciones sobre la seguridad pueden imponerse, limitando la participación. Cuando el deporte es específico sobre la discapacidad, asuntos sobre las instalaciones, mismos tiempos de práctica y encontrar entrenadores informados, con frecuencia son un problema.

Estigma

Los estereotipos, las actitudes, las conjeturas y las percepciones con frecuencia se combinan para crear un estigma alrededor de la gente con discapacidades. Las barreras internas y externas relacionadas con la participación en deportes pueden causar que una persona discapacitada se vea a sí misma como menos valiosa° y que la sociedad discrimine. Ésto es especialmente verdad para mujeres discapacitadas; el género puede componer estigmas alrededor de la participación en deportes. De acuerdo a RightToPlay.com, cerca del 7% de las mujeres discapacitadas se ejercitan regularmente o participan en algún tipo de deporte.

Oportunidad

La participación en actividades deportivas son significativamente menores en personas discapacitadas, un hecho que CollegeSportsScholarships.com dice que puede estar relacionado más con la falta de oportunidad que con una falta de motivación. Ésto puede ser porque, mientras organizaciones competitivas están disponibles a niveles nacionales e internacionales, pocas oportunidades fundamentales existen dentro de comunidades individuales.

Seguridad

Las conjeturas y actitudes, incluyendo las de tu médico, con frecuencia tienen prioridad sobre los hechos cuando se trata de evaluar el factor de riesgo que enfrentan los atletas discapacitados. En su libro “Physical Medicine and Rehabilitation: Principles and Practice-Volume 1” ("Medicina física y rehabilitación: Principios y práctica - Volumen 1"), Joel A. DeLisa y colaboradores identifican dos errores comunes de pensamiento que se ubican en posiciones diametralmente opuestas, que con frecuencia se presentan cuando se evalúan los riesgos potenciales al participar en deportes. La primera es que no existen riesgos; la segunda es que existen muchos riesgos. Aunque las lesiones deportivas son un riesgo que enfrentan todos los atletas, de acuerdo a DeLisa y colaboradores, el riesgo general para una persona discapacitada no es mayor a causa de su discapacidad. Sin embargo, cuando suceden, las lesiones tienden a dejar a los atletas discapacitados al margen durante más tiempo. En lugar de atribuir ésto a una participación activa, DeLisa y colaboradores identifican métodos de entrenamiento ineficientes y una falta de acceso a cuidados médicos informados como la causa primaria.

Más galerías de fotos



Escrito por jackie lohrey | Traducido por natalia orduz