El aspartamo y los calambres musculares

La próxima vez que bebas refrescos de dieta o comas yogur bajo en grasa, mira de cerca las etiquetas, la dulzura que sientes puede ser debido a el edulcorante artificial aspartamo. Este edulcorante de uso general se promociona como "dietético", ya que no contiene calorías. Este edulcorante químico se ha usado comercialmente desde la década de 1980 y se encuentra en muchos productos alimenticios y bebidas. El aspartamo también se utiliza como edulcorante en polvo para diabéticos y otras personas que tratan de reducir las calorías y el azúcar. Aunque ha habido una amplia investigación sobre la seguridad del aspartamo, existe un gran debate sobre los posibles efectos secundarios, como calambres musculares y dolor.

Descripción

El aspartamo se comercializa bajo los nombres de marca NutraSweet, Canderel y E951 en Europa. Este polvo blanco es casi 200 veces más dulce que el azúcar y se utiliza para endulzar té, café, bebidas y alimentos. A diferencia del azúcar, el aspartamo no eleva los niveles de azúcar en la sangre cuando se ingiere. Este edulcorante artificial no entra directamente en el torrente sanguíneo, sino que se descompone primero en los compuestos químicos ácido aspártico, fenilalanina y metanol en el intestino. GreenFacts.org, un grupo independiente sin fines de lucro que informa sobre salud y medio ambiente, señala que estas sustancias químicas ingresan en el torrente sanguíneo y deben ser filtradas y eliminadas de tu organismo por el hígado y los riñones.

Posibles beneficios

Usar aspartamo, incluyendo el control del peso. Debido a que no contiene calorías, se añade a los alimentos azucarados y bebidas que se comercializan como de dieta o sin azúcar. En comparación, una cucharadita de azúcar contiene aproximadamente 16 calorías. El aspartamo también se considera seguro si tienes diabetes, ya que no contiene hidratos de carbono y no eleva la glucosa en la sangre o los niveles de azúcar. Además, el aspartamo no contribuirá a la caries dental, ya que no contiene azúcar.

Efectos del aspartamo sobre los músculos

Las investigaciones realizadas en la Washington State University señalan una relación entre ciertos aditivos alimentarios artificiales y los dolores musculares y calambres. El estudio señala que los pacientes con un trastorno de dolor crónico que se denomina fibromialgia o FM, mostraron mejoras en los síntomas después de la eliminación total del aspartamo y un aditivo alimenticio llamado glutamato monosódico, o MSG, de su dieta. Esto se cree que ocurre debido a que tanto el aspartamo como el glutamato monosódico son "excitotoxinas" que pueden desencadenar un exceso de actividad en el sistema nervioso llamado NMDA. Cuando se ingiere, el aspartamo puede enviar señales a los nervios en el sistema para liberar grandes cantidades de neurotransmisores o mensajeros químicos que causan contracción muscular y calambres. Sin embargo, esta investigación está en curso y aún no tiene resultados concluyentes.

Preocupaciones posibles de la salud adicionales

La American Diabetes Association afirma que no hay pruebas de una conexión entre el aspartamo y un aumento del riesgo de cánceres. Otras preocupaciones del aspartamo incluyen dolor de cabeza, convulsiones, cambios de humor y aumento de peso, pero GreenFacts.org informa que la investigación ha demostrado que el aspartamo no incrementa el riesgo de estos problemas de salud. La FDA ha indicado la ingesta diaria admisible para los edulcorantes artificiales. Sólo consume aspartamo dentro de las cantidades aceptables y lee las etiquetas de alimentos para comprobar cuál de los alimentos que estás comiendo contiene este edulcorante artificial, ya que se agrega a un sorprendente número de comidas y bebidas, incluso a la goma de mascar. El University of Maryland Medical Center informa que los individuos con trastorno metabólico fenilcetonuria o PKU, deben evitar el aspartamo. Las personas con PKU no pueden metabolizar la fenilalanina, que es uno de los subproductos del aspartamo en tu cuerpo. Además, las mujeres embarazadas y lactantes deben evitar el aspartamo y otros aditivos alimentarios artificiales.

Más galerías de fotos



Escrito por noreen kassem | Traducido por eva ortiz