Sobre el asiento de la bicicleta y el daño a los nervios

Al igual que otras formas de ejercicio aeróbico, el ciclismo ofrece muchos beneficios de salud. Desafortunadamente, tu asiento de bicicleta puede causar dolor y malestar, el cual puede causar daños a los nervios. Hay dos factores que influyen en gran medida a tu riesgo de desarrollar una lesión del nervio: el tipo de asiento de bicicleta que utilizas y la cantidad de tiempo que pasas montando tu bicicleta.

Asientos de bicicleta

También conocidos como sillines, los asientos de bicicleta proveen soporte y balance para tu torso durante paseos sentados. Los asientos tradicionales de bicicleta cuentan con narices, el saliente estrecho en el asiento que se extiende hacia el frente de tu bicicleta. Esta pequeña sección del asiento puede soportar hasta 25% de tu peso.

Daños al nervio

Montar por largos periodos puede comprimir los nervios y los vasos sanguíneos que atraviesan la ingle, lo cual causa una disminución en el suministro de sangre a los genitales y una pérdida de la sensibilidad. Dermnet NZ advierte que las lesiones mecánicas repetidas, causadas por permanecer sentado por largo tiempo en un asiento de bicicleta, puede causar el síndrome de atrapamiento del nervio pudendo, también llamado síndrome de Alcock.

Síntomas

La compresión de tu nervio pudendo puede causar dolor crónico en el área inguinal, incluyendo tus áreas perianal, perineal y genitales. Puede ser un ardor e incluir sensaciones similares a una descarga eléctrica. Con el daño a los nervios, también podrías experimentar dolor profundo, especialmente en respuesta a un estímulo físico. Otros síntomas pueden incluir dificultad al empezar a orinar, necesidad frecuente de orinar, dolor al defecar, disfunción sexual y entumecimiento del pene e impotencia en los hombres.

Prevención

Las lesiones por uso excesivo, como la compresión del nervio, pueden ocurrir en ciclistas competitivos y personas que regularmente montan bicicletas. La American Academy of Family Physicians recomienda ajustar tu asiento de bicicleta hasta una altura máxima que te impida mecerte hacia adelante y hacia atrás por la silla al tiempo que montas. Debe permitir entre 25 y 30 grados de flexión de la rodilla en tu pierna extendida cuando el pedal se encuentra en su posición más baja. Los Centers for Disease Control and Prevention recomiendan el uso de una silla de bicicleta sin nariz para ayudar a prevenir daños en los nervios.

Tratamiento

El tratamiento para el daño a los nervios a causa de la práctica del ciclismo depende de tu condición en específico y la severidad de los daños. Tu médico podría recetarte antidepresivos, anticonvulsivos o estabilizadores de nervios para ayudar a aliviar tu dolor neuropático. Los bloqueadores de nervios e inyecciones de esteroides pueden ayudar a disminuir el dolor y reducir la hinchazón. Tu médico podría sugerirte la descompresión quirúrgica si las otras medidas no alivian la condición.

Más galerías de fotos



Escrito por piper li | Traducido por gerardo núñez noriega