Cómo asar un solomillo en el horno

El solomillo de carne se cocina de forma fácil y rápida en un asado espectacularmente tierno. Este corte largo y cilíndrico proviene del lomo, el corte más tierno del buey. El solomillo tiene un sabor suave a mantequilla, que lo hace ideal para el entretenimiento. Deshuesado y con poca grasa se corta fácilmente en filetes magros pero tiernos, conocidos como filet mignon. Aunque debes cocinar la mayoría de asados a temperatura baja así no se sobrecoce la capa exterior, este asado estrecho se cocina de forma tierna incluso con temperatura alta. Así como los cortes de buena calidad, el solomillo de carne es el más tierno cuando lo asas a término tres cuartos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Toallas de papel
  • Cuchillo de chef
  • Tabla de cortar
  • Pimienta molida fresca
  • Especias secas de tu elección
  • Aceite de oliva
  • Bandeja para asar
  • Rejilla de alambre para asar
  • Termómetro de lectura instantánea
  • Papel aluminio
  • 1/4 a 1/2 taza de caldo o consomé

Instrucciones

    Preparación

  1. Retira el solomillo de la refrigeradora 60 a 75 minutos antes de asarlo. La carne se cocina de forma más rápida y uniforme cuando se calienta primero a temperatura ambiente.

  2. Precalienta el horno a 425 grados Fahrenheit. Esta es una temperatura lo suficiente alta para dorar el exterior y crear una corteza llena de sabor sin tener que tomar un paso extra para chamuscar el asado.

  3. Corta la grasa extra del solomillo. Pela cualquier piel que no se haya removido. Observa que un extremo del solomillo es más estrecho. Dobla este extremo por encima, así la carne tiene una figura y tamaño uniforme. Envuelve hilo de carnicero alrededor de la carne en intervalos de una pulgada.

  4. Masajea tu especia seca favorita en el asado para agregarle sabor. Las especias comunes son la pimienta (pepper), ajo, pimienta de Jamaica (allspice) y tomillo (thyme). No le agregues la sal hasta que hayas asado la carne para poder retener los deliciosos jugos.

  5. Seca toda la superficie exterior de la carne con toallas de papel. Haz esto justo antes de asarlo para resaltar el proceso de dorado.

    Asado

  1. Pasa el solomillo a una rejilla colocada en el centro de una bandeja poco profunda. Coloca la bandeja sin cubrir en medio del horno.

  2. Asa el solomillo hasta que el termómetro te indique una temperatura interna de 135 grados Fahrenheit para término tres cuartos o 145 grados Fahrenheit para término medio. Un solomillo de dos a tres libras toma de 30 a 40 minutos alcanzar el término tres cuartos y 45 a 50 minutos para alcanzar el término medio. Un solomillo de cuatro a cinco libras toma de 50 a 60 minutos para alcanzar el término tres cuartos y 60 a 70 minutos el término medio.

  3. Pasa el solomillo a un plato para servir, cúbrelo con aluminio y déjalo reposar por 15 a 20 minutos. La temperatura interna continúa elevándose por unos cuantos minutos más. Después de 15 minutos, la carne se relaja y se vuelve más tierna. Los jugos acumulados en el centro del solomillo se distribuyen uniformemente a través del asado.

  4. Quita el glaseado de la bandeja si deseas servir un solomillo "au jus". Vierte 1/4 a 1/2 taza de consomé o caldo de carne de buena calidad en la bandeja. Raspa los jugos del fondo de la bandeja a medida que lo llevas a ebullición. Calienta el líquido por varios minutos para reducirlo y concentrar los sabores.

Consejos y advertencias

  • Revisa la temperatura del solomillo 10 a 15 minutos antes de que esperes que se termine de cocinar.

Más galerías de fotos



Escrito por jon williams | Traducido por alejandra rojas