Cómo asar pollo en el horno

Una de las maneras más fáciles de cocinar el pollo es asado. Asar en el horno es es al revés de asar a la parrilla, ya que el calor viene de la parte superior en lugar de la parte inferior. Al igual que con la parrilla, asar al horno cocina el pollo con calor directo intenso, creando caramelización y carbonización mientras que atrapa los jugos para una tierna y sabrosa carne húmeda.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Papel de aluminio
  • Aerosol antiadherente para cocinar
  • Asadera o bandeja
  • Pinzas
  • Termómetro para carne
  • Toallas de papel

Instrucciones

  1. Rocía una asadera con aceite en aerosol antiadherente para cocinar, y luego forra la base con papel de aluminio para facilitar la limpieza.

  2. Coloca la rejilla del horno en la parte superior del horno aproximadamente 3 a 6 pulgadas desde la fuente de calor de manera que el pollo no la toque durante la cocción. La distancia desde el calor dependerá del tamaño de los trozos de pollo y la temperatura de la parrilla.

  3. Gira la perilla de asar del horno y precalienta el asador del horno 10 a 15 minutos antes de cocinar. Mantén la puerta del horno abierta ligeramente durante el precalentamiento y cocción para mantener una temperatura constante y evitar la cocción excesiva.

  4. Retira el pollo de la envoltura o envase. Enjuaga con agua corriente fría y seca con una toalla de papel.

  5. Coloca el pollo en la asadera con suficiente espacio entre las piezas de manera que toda la piel se exponga al calor.

  6. Sazona el pollo con sal, pimienta, y todas las especias que quieras.

  7. Coloca la asadera en la rejilla superior del horno. Revisa el pollo durante la cocción para que no se queme o carbonice, dándole vuelta una vez durante la cocción. Usa pinzas para dar vuelta el pollo para que no se perfore la piel y deje que los jugos se escapen.

  8. Si lo deseas, agrega salsa de barbacoa luego que el pollo esté dorado para que la salsa no se queme.

  9. Prueba el punto de cocción del pollo con un termómetro de carne insertándolo en la parte más carnosa sin tocar el hueso. Cocinar llevará de 10 a 12 minutos para piezas delgadas o pequeñas y de 25 a 30 minutos para las piezas más grandes. El pollo está listo para servir cuando alcance la temperatura interna segura recomendada por la USDA de 165 grados Fahrenheit.

Consejos y advertencias

  • Consulta el manual del usuario de tu horno para obtener instrucciones específicas para asar. Descongela el pollo congelado antes de cocinarlo para asegurar una cocción completa y pareja. Retira la piel del pollo antes de asar a la parrilla para cocinar con poca grasa. Si el pollo se cuece demasiado rápido, baja con cuidado la rejilla del horno, usando un guante de cocina y con cuidando de no derramar la grasa que pueda haber en la sartén.
  • Al igual que con la parrilla, a veces puede haber brotes de fuego. Si esto sucede, cierra la puerta del horno para cortar el suministro de oxígeno a las llamas. Luego baja la rejilla del horno si es necesario y continúa la cocción.

Más galerías de fotos



Escrito por donna eigen | Traducido por lucia ayala