Cómo asar un pequeño cuadril jugoso

La carne para asar no tiene por qué ser cara. El cuadril, un corte sacado de la parte de abajo o pata trasera de la vaca es magro, lleno de sabor y económico. Si lo manejas de la manera incorrecta, puedes terminar con una carne dura y seca. El truco está, dice la escritora de CourierPress.com Aimee Blume, en cocinar esa carne despacio a fuego lento. Para un asado pequeño, elige un trozo de unas 2 libras (950 g), que servirá más o menos a tres personas. Si comes más carne roja como el cuadril tienes más riesgo de tener cáncer o enfermedades del corazón; come carne roja de vez en cuando y con moderación.

Prepara la carne

Recorta todas las pequeñas piezas de exceso de grasa de la superficie, pero dájale una capa grande que es la que está a un costado del corte para que actúe como contención. Para mantener a los jugos de la carne sellados en el interior mientras se está cocinando, calienta una sartén grande y fríe todos los lados hasta que estén marrón, más o menos 1 1/2 a 2 minutos por lado. Condimenta la carne con sal, pimienta, hierbas y especias de tu gusto.

Elige tu método

El cuadril lo puedes cocinarlo en el horno o en una cacerola de cocción lenta. Si eliges el horno, necesitarás usar un recipiente grande que pueda fácilmente contener la carne y que tenga una tapa o una asadera que puedas cubrir con papel de aluminio. Si planeas usar una cacerola de cocción lenta, asegúrate de que queden algunas pulgadas de separación entre la carne y la parte de arriba de la cacerola porque la carne va a estar cubierta de líquido mientras se cocina.

Agrega los ingredientes

Para mantener al cuadril jugoso en el horno, necesitas agregarle líquido como caldo de carne. Colócala en el recipiente o asadera con la capa de grasa para arriba y vierte una lata de caldo de carne bajo en contenido de sodio o aproximadamente dos tazas de caldo casero. Arregla los trozos de verduras como patatas, zanahorias, nabos o apio alrededor de la carne, si quieres, y ponle la tapa o papel de aluminio en su lugar. Para hacer la carne en la cacerola de cocción lenta, deberás agregarle más caldo, unas dos tazas más, hasta cubrir todo el trozo.

Cocina la carne

Cocina la carne en el horno a 325° Fahrenheit (165° Celsius) por unos 28 a 33 minutos por libra para que esté medio cocida, aunque el tiempo exacto varía dependiendo de la forma de la carne y de su tamaño. Comienza a controlarla después de que la carne haya estado en el horno 45 minutos. Sácala del horno cuando al ponerle un termómetro de carne en su parte mas gruesa tengas una temperatura de 140° Fahrenheit (60° Celsius). Para el método de la cacerola de cocción lenta, permite que esta se cocine por lo menos de 8 a 10 horas.

Déjala descansar

Es esencial que le permitas descansar a un cuadril hecho al horno por uns 10 a 20 minutos luego de que haya llegado a su temperatura interna. No sólo aumentará la temperatura unos 10° durante ese tiempo, sino que acumulará jugos para que como resultado tengas una carne sabrosa y jugosa. El cuadril hecho en una cacerola de cocción lenta no necesita descansar, aunque Bulme aconseja preparar la carne con uno o dos días de anticipación, si te es posible, refrigerarla en el líquido y caliéntala lentamente en sus jugos espesos para que esté más tierna.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kerns | Traducido por adriana de marco