Cómo asar maíz sobre el fuego

El maíz es una planta originaria del Centro y Sur América. Cultivado por los americanos nativos desde hace miles de años, el maíz dulce, llamado así debido a su alto contenido de azúcar, se cultiva mejor en suelos con buen drenaje en temperaturas cálidas. Aunque el maíz crudo es comestible, el proceso de cocción descompone la celulosa en sus granos, haciéndolo una buena fuente de fibra, vitaminas A y C, ácido fólico y otros nutrientes. El maíz está completamente maduro cuando las sedas visibles en la parte superior son de color marrón. Al elegir maíz, busca las variedades frescas, preferiblemente orgánicas, en el mercado de granjeros local o en tu jardín trasero.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Maíz dulce fresco, sin cáscara
  • Balde o tina de plástico
  • Agua potable fresca
  • Papel de aluminio
  • Pala para brasas
  • Pinzas de metal con mango largo
  • Guante para horno de alta resistencia o de barbacoa
  • Mantequilla o aceite de oliva extra virgen

Instrucciones

    Técnica del fogón

  1. Sujeta la parte inferior de la mazorca con una mano y tira suavemente de la hoja de maíz. Retira la seda sin eliminar la cáscara de la parte inferior.

  2. Vuelve a envolver el maíz con la cáscara y ponlo en un cubo de agua fresca en remojo durante unos 30 minutos.

  3. Retira el maíz de la cubeta y sacude suavemente para drenar el exceso de agua.

  4. Coloca el maíz en el centro de una hoja de papel de aluminio de alta resistencia; envuélvelo y sella firmemente.

  5. Usa una pala para cavar debajo de la chimenea y coloca el maíz envuelto en las brasas a la vista. Cubre el maíz con carbones adicionales y permite que se ase durante 15 o 20 minutos.

  6. Raspa de nuevo las brasas y retira el maíz del fuego con las pinzas de mango largo.

  7. Retira el papel y rocía el maíz con mantequilla o aceite de oliva extra virgen.

  8. Añade sal y pimienta al gusto y sirve inmediatamente.

    Parrila de carbón o gas

  1. Coloca el maíz recién comprado en una cubeta o tina de agua dulce y déjalo en remojo durante 30 minutos.

  2. Retira el maíz de la cubeta y sacude suavemente para drenar el exceso de agua.

  3. Coloca el maíz en la parrilla a fuego medio y asa hasta que la cáscara esté de color marrón, dándoles vuelta una vez. Hornea durante unos 10 minutos por cada lado.

  4. Retira el maíz de la parrilla con un guante de cocina o pinzas de metal, y coloca en un plato resistente al calor. Retira con cuidado la cáscara exterior y la seda del maíz.

  5. Cubre el maíz con mantequilla o aceite de oliva extra virgen, sal y pimienta al gusto y sirve inmediatamente.

Consejos y advertencias

  • Aunque debes utilizar tu maíz tan pronto como sea posible después de la cosecha, puedes almacenar el maíz sin cáscara en una bolsa de plástico en el refrigerador.
  • Un gran porcentaje del maíz cultivado en los Estados Unidos proviene de plantas modificadas genéticamente. Para evitar el maíz modificado, compra maíz de cultivo biológico siempre que sea posible.
  • Siempre usa un guante para horno y tenazas de mango largo cuando trabajes con un fuego abierto o en la parrilla.

Más galerías de fotos



Escrito por susan brassard | Traducido por eva ortiz