Cómo asar carne de res en una parrilla de gas

Asar carne en la parrilla de gas añade un sabor ahumado maravilloso al asado. Soasar el exterior de la carne asada con fuego alto para crear una sabrosa corteza y luego cocinar usando calor indirecto lentamente, asegura un delicioso, tierno y jugoso resultado cada vez. Normalmente, obtendrías un sabor ahumado cuando la grasa de la carne gotea sobre las rocas calientes por encima de los quemadores, pero cuando se utiliza calor indirecto para cortes grandes, las rocas no están tan calientes y se obtiene menos humo. ¿Solución? Añadir virutas de madera empapadas a tu parrilla para asegurar un resultado más ahumado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • De 3 a 8 libras de carne asada
  • Sal
  • Pimienta recién molida
  • Aceite
  • Astillas de madera, opcional
  • Caja de metal para virutas
  • Papel aluminio
  • Parrilla de gas
  • Tenazas para asar a la parrilla
  • Termómetro de horno, opcional
  • Termómetro de carne de lectura instantánea

Instrucciones

    Preparación y manejo

  1. Saca el asado del refrigerador 60 minutos antes del momento de asar. Esto permite que el asado se caliente a temperatura ambiente.

  2. Remoja dos tazas de virutas de madera en agua fría por 15 minutos. Escurre las virutas y ponlas en una caja de metal para virutas, disponible donde se venden parrillas. Por el contrario, puedes hacer tu propia caja de virutas usando papel aluminio grueso, doblándolo para hacer una caja cuadrada de 6 pulgadas. Sella la caja con papel de aluminio. Haz agujeros en la tapa con un tenedor para permitir que el humo se escape.

  3. Precalienta la parrilla a gas a temperatura medio alta durante al menos 15 minutos, con la tapa cerrada.

  4. Acaricia el asado seco con toallas de papel. Frota la superficie de la carne con sal y pimienta recién molida y cualesquiera otras especias secas que desees. Justo antes de meter el asado a la parrilla, frota toda la carne, incluyendo sus rincones y grietas, con aceite.

  5. Raspa la parrilla limpia con un cepillo para parrilla y aplica aceite en la parrilla con papel de cocina. Coloca los trozos de madera cerca de la parte más caliente de la parrilla, dejando espacio para el asado.

    Asar en la parrilla de gas

  1. Coloca el asado en el centro de la parrilla y dora todos los lados por dos minutos por cada lado. Evita hacer agujeros en el asado a medida que lo giras, ya que esto promueve la pérdida de jugo. Cierra la tapa de la parrilla durante el asado, abriendo brevemente sólo para voltear el asado.

  2. Cambia el quemador principal a medio y apaga los otros quemadores. Mueve el asado a la parte más fría de la parrilla, con la grasa hacia arriba. Mueve los pedazos de madera directamente sobre el quemador. Empuja un termómetro de carne de lectura instantánea en la carne para que la punta esté en el centro del asado, lejos de los huesos. Pon un termómetro de horno, si lo tienes, en la parrilla cerca del asado.

  3. Cierra la tapa y cocina la carne de unos 15 minutos por libra o hasta que en el termómetro de carne se lea 120 a 125 grados para término medio.

  4. Transfiere la carne de la parrilla a un plato. Cubre sin apretar con papel de aluminio y deja reposar durante 15 minutos antes de cortarlo. Corta los asados ​​más duros en rodajas finas.

Consejos y advertencias

  • Esfuérzate para establecer la temperatura de cocción de la parrilla a unos 250 grados. Esto crea el asado más sabroso y más uniformemente cocido.
  • Para asegurar la ternura, no cocines la carne más allá de término medio. Corta rodajas y ásalas a la parrilla por un minuto más o menos por cada lado para los que gustan su carne a término medio o bien cocida.

Más galerías de fotos



Escrito por jon williams | Traducido por enrique alejandro bolaños flores