Cómo asar calabaza bellota

Recibiendo su nombre por su semejanza con el fruto de un roble, la calabaza bellota tiene una cáscara dura, no comestible y una pulpa densa y fibrosa de distintivo y ligeramente dulce sabor. Miembro de la familia de las calabazas de invierno que incluyen al calabacín, la calabaza y la calabaza espagueti, este vegetal suele ser cortado por la mitad, rellenado y horneado. La calabaza bellota combina bien con condimentos tanto dulces como salados y asarla le da una capa de sabor tostado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Un cuchillo
  • Una cuchara
  • Un pincel de cocina
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Pinzas

Instrucciones

  1. Prepara la parrilla para cocción con calor indirecto. Si usas una parrilla con carbón, enciende las briquetas y, cuando estén cubiertas de cenizas, colócalas a un costado. Para una parrilla a gas, enciende un lado de la misma hasta que llegue a calor fuerte (unos 500 ºF).

  2. Corta la calabaza por la mitad desde el tallo hasta la base y usa una cuchara para retirar las semillas y las fibras del centro. Desecha estas partes. Corta las mitades de la calabaza en tajadas de unas dos pulgadas de espesor. Pincela los trozos con aceite de oliva y condiméntalos con sal y pimienta.

  3. Coloca las tajadas en la parrilla sobre el carbón caliente o en el lado caliente de la parrilla a gas y cocínalas dándolas vuelta con las pinzas cada algunos minutos, hasta que estén doradas o hasta que empiecen a chamuscarse. Mueve las tajadas a la parte fría de la parrilla, cúbrelas y deja que se cocinen hasta que estén tiernas. Dependiendo del tamaño, esto puede llevar entre 10 y 20 minutos. Retíralas y sírvelas.

Consejos y advertencias

  • Prepara un glaseado para la calabaza combinando azúcar morena, jarabe de arce o miel con un ingrediente salado como salsa de soja, salsa Worcestershire o hierbas frescas. Pincela la pulpa del vegetal con esta preparación.
  • Si prefieres mitades, corta la calabaza en la zona ecuatorial en vez de un extremo al otro. Retira las semillas y fibras y cocínala con el lado cortado hacia abajo, usando el mismo método. Puede que de esta forma tarden más en tiernizarse.
  • No amontones las calabazas cuando las estés dorando. Trabaja con cantidades menores si es necesario.
  • Deja la cáscara en la calabaza. Esto ayudará a que mantenga su forma al cocinarse.

Más galerías de fotos



Escrito por meg jernigan | Traducido por mariana palma