Cómo asar calabacines en una estufa

El calabacín (zucchini) es un vegetal parecido a la calabaza, cuya temporada de cosecha está entre mayo y septiembre, dependiendo de tu región del país. El calabacín tiene un sabor ligero y delicado, y en ocasiones un poco dulce. Puedes preparar este vegetal de diversas formas. Al asarlo a la parrilla lo caramelizarás, dándole un sabor a nuez y resaltando su dulzura natural. Asar el calabacín en una parrilla al aire libre es lo mejor, pero si no tienes acceso a esta forma de preparación, también puedes asarlo en la estufa común.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Sartén
  • Aerosol antiadherente para cocinar (opcional)
  • Aceite de oliva (opcional)
  • Pincel de repostería (opcional)
  • Sal
  • Pimienta (pepper)

Instrucciones

  1. Utiliza calabacines que tengan menos de 10 pulgadas de largo, y aproximadamente tres pulgadas de diámetro, si vas a cortarlos a lo largo. Un calabacín más corto es más fácil de cortar de esta forma, especialmente si tiene una curva pronunciada.

  2. Usa calabacines con un diámetro de por lo menos seis pulgadas, si vas a cortarlos en discos o semicírculos. Unos trozos más grandes son más fáciles de manejar en la parrilla.

  3. Calienta previamente la sartén a fuego alto, de modo que llegue a la temperatura apropiada. Si la sartén está muy fría, no lograrás colocar las marcas de parrilla en el calabacín.

  4. Enjuaga el calabacín. Corta las partes superiores, aproximadamente una pulgada desde los extremos.

  5. Corta los calabacines más pequeños por la mitad a lo largo, o los más grandes en discos o semicírculos de media a una pulgada de grosor. El calabacín se asará rápidamente, y unos trozos más gruesos evitarán que se ablande demasiado al ser cocinado.

  6. Rocía la pulpa del calabacín con un aerosol antiadherente para cocinar. Si lo prefieres, aplica aceite de oliva extravirgen sobre la pulpa. Si vas a usar calabacín en discos, aplica aceite sobre ambos lados. No añadas aceite a la sartén, ya que puede chamuscar y perjudicar el sabor de tus calabacines.

  7. Rocía un poco de sal y pimienta sobre la pulga del calabacín. Utiliza una pequeña cantidad, para no exagerar el sabor natural de este vegetal.

  8. Coloca el calabacín con el lado de la pulpa hacia abajo sobre la sartén. Asa los vegetales durante dos minutos por cada lado. La pulpa debe quedar firme, con marcas de asado de color marrón.

Consejos y advertencias

  • Para un condimento más fuerte, remoja el calabacín en un adobo de 1/2 tazas de aceite de oliva, 1/4 tazas de vinagre balsámico, una cucharada de ajo triturado, una cucharada de eneldo (dill), una cucharadita de pimienta roja (red pepper) molida y una pizca de sal, durante 20 minutos antes de asarlo.

Más galerías de fotos



Escrito por max whitmore | Traducido por pau epel