Arvejas enlatadas vs. arvejas congeladas

Las arvejas son un alimento nutritivo y económico y una adición baja en grasas para cualquier comida. Las arvejas cocidas contienen cantidades significativas de vitamina K, manganeso, vitamina B1 y vitamina C. Además, las arvejas son una gran fuente de fibra dietaria. Ya sea congeladas o enlatadas, las arvejas están empaquetadas en una forma conveniente para su rápida cocción. Las arvejas enlatadas son preservadas en líquido mientras que las congeladas son simplemente embolsadas. Consulta con tu médico antes de hacer cambios dietarios significativos.

Calorías y grasa

Tanto las arvejas enlatadas como las congeladas son un alimento bajo en calorías y en grasas. Una porción de 100 gramos de arvejas enlatadas, sin los líquidos y sin preparar, contiene 69 gramos. Una porción del mismo tamaño de arvejas congeladas sin cocinar contiene 77 calorías. El contenido graso de las arvejas enlatadas es de 0,6 gramos por cada 100 gramos; las arvejas congeladas contienen 0,4 gramos de grasa en cada porción de 100 g. Ambos tipos de arvejas son alimentos casi libres de grasa.

Carbohidratos y fibra

Una porción de 100 gramos de arvejas congeladas contienen 13,6 gramos de carbohidratos, de los cuales 5 gramos son azúcar. Esta porción de arvejas enlatadas contiene 11,4 gramos de carbohidratos y 3 gramos de azúcares. Las arvejas enlatadas tienen 4 gramos de fibra dietaria en una porción de 100 gramos, mientras que la porción del mismo tamaño de arvejas congeladas tiene 4,5 gramos.

Minerales

La diferencia más significativa en el contenido mineral entre los dos tipos de arvejas es el contenido de sodio. Las arvejas enlatadas contienen unos 291 miligramos de sodio en una porción sin líquidos de 100 gramos, mientras que las arvejas congeladas tienen sólo 108 miligramos. Las arvejas enlatadas son comúnmente preservadas en agua salada, lo que explica su alto contenido en sodio. El contenido de potasio de las arvejas enlatadas es un poco más alto que el de las arvejas congeladas.

Vitaminas

El contenido de vitaminas de las arvejas congeladas es más alto en general, que el de las enlatadas. Las congeladas contienen alrededor del doble de vitamina C que las enlatadas y casi el doble de folato. El contenido de vitamina A de las arvejas congeladas es casi tres veces el de las enlatadas, y hay casi el cuádruple de betacaroteno en las arvejas congeladas. Sin embargo, las enlatadas contienen un poco más de vitamina K por peso, que las arvejas congeladas.

Más galerías de fotos



Escrito por jae allen | Traducido por maría marcela mennucci