Artículos indispensables para un campamento de fin de semana

Un campamento de fin de semana es en ocasiones difícil de planear. No deseas llevar demasiado, ya que estarás lejos por sólo un par de noches, pero tampoco deseas ser sorprendido sin algunos artículos esenciales. Cuando llegue el momento de elegir y seleccionar, asegúrate de empacar artículos prácticos y divertidos. Si es posible, lleva una linterna, una tienda de campaña pequeña, especialmente si estás acampando en buen clima, y no lleves más de un cambio de ropa.

Juegos y entretenimiento


Es conveniente conseguir un mapa del área donde acamparás antes de que realices el viaje.

Aunque en teoría podrías llevar cualquier cosa desde juegos de mesa hasta una consola de juegos portátil, resulta sensato usar el fin de semana para divertirte en una forma más "natural". Si estás acampando en algún lugar donde hay caminos para senderismo, encuentra un mapa con anticipación. Puede que tengas que llamar al departamento de turismo local o buscar en línea si el área tiene un sitio web oficial. También, busca las opciones de entretenimiento que hay disponibles cercanas al área de acampar o en el mismo campamento. Muchos campamentos tienen salones de juegos, piscinas, áreas para almorzar al aire libre y hasta actividades organizadas para los pequeños. Si sólo estás muriendo por llevar algo, empaca un Frisbee o una pelota de fútbol para que puedas jugar en el exterior y aún así disfrutar de la naturaleza. Si tienes un perro, es una excelente idea llevar una pelota para lanzar y atrapar. No importando tu edad, un diario es una excelente forma de disfrutar de un tiempo en soledad durante el viaje de campamento de fin de semana. Úsalo para registrar vistas y actividades y deja espacio para que puedas agregar fotografías más adelante.

Alimentos


No pueden faltar los malvaviscos alrededor de la fogata.

Si sólo estarás lejos por un par de noches, no tiene sentido llevar una pesada parrilla o mucha comida contigo. En su lugar, piensa práctico y ligero para que no estés restringido pero tengas de cualquier forma suficientes opciones cuando sea el momento de comer. Si tienes una hielera grande, puedes empacar algunas hamburguesas o salchichas calientes (hot dogs) para la cena de la primera noche. El hielo probablemente no se conservará hasta el segundo día, pero al menos eliminarás una parrilla de la carga. Empaca todos los alimentos en bolsas separadas para que no haya riesgo de derrames o contaminación. Vegetales cortados, rebanadas o tiras de queso, budín y bebidas pueden mantenerse frescos si los empacas en la hielera. Lleva suficientes alimentos no perecederos. Si tienes una cacerola pequeña y forma de hacer fuego, puedes llevar cajas de arroz instantáneo o macarrones con queso. La carne o ravioles enlatados, frutas, nueces, mantequilla de maní y galletas saladas son fáciles de transportar y no requieren refrigeración. No olvides incluir alimentos divertidos para campamentos como los malvaviscos para las noches alrededor de la fogata.

Artículos no tan obvios


No olvides llevar botas apropiadas y sillas plegables si vas de campamento.

Es posible que no se te olvide la tienda de campaña o el saco de dormir, pero puede que no hayas pensado en llevar una silla para acampar o una frazada para el almuerzo al aire libre. También son esenciales las toallas de papel y las bolsas de plástico para basura para asegurarte de mantener limpio el sitio, especialmente si estás acampando en terreno abierto y no en un campamento. Una linterna, fósforos y una olla pueden hacer tu vida mucho más fácil. Mapas y brújulas pueden usarse para actividades divertidas, tales como planear un viaje de campo con los niños, o pueden convertirse en aliados importantes si te pierdes mientras caminas por senderos alejados del sitio donde acampas.

Más galerías de fotos



Escrito por tammy dray | Traducido por iliana koster