Artículos caseros para el cuidado de la piel

Evita los productos costosos para el cuidado de la piel y dale a tu presupuesto un descanso usando algunos ingredientes comunes y nutritivos para la piel que puedes encontrar en los estantes de tu cocina o en tu nevera. Tu piel obtendrás los beneficios de los tratamientos para el cuidado de la piel hechos con ingredientes frescos de alta calidad libres de químicos, fragancia y otros aditivos dañinos.

Frutas

Las frutas frescas son amigables para la piel y pueden ser usadas en una variedad de tratamientos beneficiosos para la piel. Aplasta un aguacate (avocado) con una pequeña cantidad de piel y añade unas cuantas gotas de vinagre para hacer un facial hidratante para la piel seca. Mezcla jugo de limón con avena para hacer un limpiador facial para la piel grasa o con yogur para hacer un limpiador suave para la piel sensible. Aplasta un plátano maduro con miel para hacer un facial fácil. Limpia tu cara con jugo de fresas (strawberries) frescas o kiwi.

Verduras

Las verduras están en la cima de la lista cuando se trata de ingredientes saludables. Coloca un pepino (cucumber) en tu licuadora y vuélvelo puré con una gotas de miel para hacer un tónico aliviador para la piel mixta. El jugo de tomate es un tónico refrescante para la piel grasa o puedes añadir unas cuantas gotas de miel al jugo de tomate para hacer un facial aliviador.

Productos lácteos

Los productos lácteos como la crema de leche, la leche o el yogur están llenos de grasas saludables que actúan como hidratantes naturales. Limpia tu cara con una pasta hecha de crema de leche, avena molida y unas cuantas gotas de té verde o una combinación de avenas y yogur. Lava tu cara con una mezcla de leche entera y miel caliente o añade miel y leche a un baño caliente. Usa leche o yogur entero.

Aceite de oliva

El aceite de oliva es rico en antioxidantes y vitamina E y mantendrá a tu cabello suave y flexible. Unas cuantas gotas de aceite de oliva en una bola de algodón retirarán tu maquillaje. Masajea una gota de aceite de oliva en la piel delicada alrededor de los ojos. El aceite de oliva masajeado en tus cutículas las hidratará y añadirá un brillo natural a tus uñas. Aplica aceite de oliva en tus pies secos y con callos o viértelo en un baño caliente para obtener un hidratante para todo el cuerpo. Aplícalo en labios secos y agrietados. Usa aceite de oliva extra virgen y de alta calidad.

Azúcar

El azúcar tiene cualidades sorprendentemente hidratantes que la hacen un ingrediente útil en numerosos tratamientos para la piel. Combinada con una pequeña cantidad de aceite de oliva, el azúcar es un exfoliante efectivo para manos secas y pies ásperos o callosos. Una pequeña cantidad de azúcar morena o blanca mezclada en una cucharada de miel exfoliará e hidratará los labios secos.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por ana maría guevara