Las arrugas en los labios y Juvederm

Con los años, muchas personas desarrollan líneas finas alrededor del contorno de los labios. Una exposición excesiva al sol y el hecho de fumar pueden incrementar la intensidad de estas líneas, que pueden ser difíciles de ocultar con cosméticos. Muchos dermatólogos utilizan el rellenador dérmico Juvederm para suavizar la apariencia de las arrugas alrededor de los labios. La FDA aprobó Juvederm para el tratamiento de otros pliegues y arrugas faciales. Sin embargo, el uso de Juvederm para mejorar los labios, aunque es común, se considera "de uso no aprobado".

Arrugas de los labios

En 2009, un equipo de investigadores del University Medical Center de Utrecht, Países Bajos, descubrieron que a medida que las mujeres envejecen, desarrollan arrugas en los labios más pronunciadas que los hombres. El equipo, dirigido por la Dra. Emma C. Paes, usó imágenes digitales tridimensionales para analizar la severidad de las arrugas en el tejido de labio en cadáveres masculinos y femeninos. Determinaron que las mujeres tenían una cantidad mayor de arrugas en la zona de los labios, y que sus arrugas también eran más profundas que las de los varones. También hallaron que el tejido de los labios de los hombres tenían más recuento de transpiración y de glándulas sebáceas que las mujeres. La mayor cantidad de glándulas sebáceas, concluyeron los investigadores, puede ayudar a mantener los labios de los hombres protegidos desde el inicio de las arrugas. El estudio se publicó en el ejemplar de noviembre-diciembre de 2009 del "Aesthetic Surgery Journal".

Relleno dérmico Juvederm

Juvederm es un gel transparente que se inyecta dentro de la dermis media o profunda para dar volumen a la zona de las arrugas de alrededor de los labios. El ácido hialurónico actúa como la base del rellenador y el complejo natural del azúcar también se produce en la piel humana. Esto lo convierte en un producto no tóxico y biocompatible. Quienes reciben la inyección de Juvederm sienten una mínima molestia durante el procedimiento, que dura aproximadamente 15 minutos. Algunos médicos administran una anestesia tópica previa a la inyección para aliviar la molestia del paciente. La mayor parte de los pacientes puede retomar las actividades diarias inmediatamente después del procedimiento.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios comunes luego de aplicadas las inyecciones de Juvederm incluyen enrojecimiento, prurito o sensibilidad en el área de la inyección e hinchazón de leve a moderada de los labios. También pueden aparecer hematomas y sangrado, pero esto puede menguar evitando la aspirina y el ibuprofeno una semana antes del tratamiento y dos día después. Si tienes herpes simple facial, las inyecciones del rellenador facial podrían inducir a un brote. Además, las mujeres embarazadas o lactantes no deben recibir inyecciones de Juvederm, ya que aún no se ha analizado el rellenador en cuanto a la seguridad para las personas que están en esas condiciones.

Cuidado posterior

Durante las primeras 24 horas después del tratamiento, evita el ejercicio vigoroso, las bebida alcohólicas y la exposición excesiva al sol o al calor. Además, no tomes vitamina E, hierba de San Juan, aspirina ni otras drogas antiinflamatorias durante dos o tres días posteriores al tratamiento. Si sientes dolor o sensibilidad, aplícate una compresa de hielo sobre el área del tratamiento. Si tienes enrojecimiento, hinchazón u otros efectos adversos que duren más de unos pocos días, avísale a tu médico.

Costo y duración

El precio del rellenador dérmico Juvederm se calcula por jeringa. En 2010, una jeringa costaba entre US$450 y US$600. Por lo general, una o dos jeringas bastan para tratar las arrugas de los labios, y tu tratamiento inicial puede durar hasta seis meses. El Dr. Brandith Irwin del Madison Skin and Laser Center en Seattle recomienda tratamientos de retoques de una a cuatro veces al años. Los proveedores de seguro médico no cubren el costo de las inyecciones de Juvederm, ya que son procedimientos cosméticos electivos. Sin embargo, algunos dermatólogos ofrecen planes de pago.

Más galerías de fotos



Escrito por claire mcadams | Traducido por irene cudich