Arroz integral frente a la avena

Tanto el arroz integral como la avena son alimentos integrales que forman parte de una dieta saludable. Están sin refinar, es decir, la fibra y los nutrientes no se han despojado a través del procesamiento. Obtendrás calorías, hidratos de carbono y una pequeña cantidad de proteínas vegetarianas por comer el arroz integral o avena. También te proporcionan vitaminas y minerales esenciales, como hierro y vitaminas B.

Calorías, grasas y proteínas

El arroz integral y la avena difieren en su contenido de calorías. Una taza de arroz integral cocido proporciona 216 calorías, mientras que 1 taza de avena cocida proporciona 145. Eso significa que comer una ración de avena en lugar de arroz, te ahorra 71 calorías. Sin embargo, a pesar de que difieren en calorías, el arroz y la avena proporcionan cantidades comparables de grasa y proteína. El arroz integral tiene 2 gramos de grasa y 5 gramos de proteína, y la avena tiene 2 gramos de grasa y 6 gramos de proteína.

Contenido de carbohidratos

La diferencia calórica entre el arroz integral y la avena proviene de la cantidad de carbohidratos que contienen. Una porción de arroz te da 45 gramos de hidratos de carbono, mientras que una porción de avena te da sólo 25 gramos. Si tienes diabetes o estás siguiendo un plan de alimentación bajo en carbohidratos o hidratos de carbono reducida, la avena te ayudará mejor a mantenerte dentro de tu límite diario de carbohidratos. Una porción de cualquiera de los granos también te proporciona aproximadamente 4 gramos de fibra dietética, un carbohidrato no digerible que ayuda en la digestión, la regulación del colesterol y el control de peso.

Vitaminas suministradas

Tu cuerpo se basa en un consumo adecuado de vitaminas para apoyar diversos aspectos de tu salud en general. Comer tanto arroz integral y avena ayuda a satisfacer tu necesidad diaria de vitaminas B, tiamina, niacina y B-6. Sin embargo, el arroz proporciona más niacina y B-6 que la avena, mientras que la avena tiene más tiamina que el arroz. Estas vitaminas B juegan un papel en el metabolismo de la energía y en el funcionamiento de músculos, nervios y corazón. También ayudan a mantener la salud de tu piel, sistema inmunológico y sistema digestivo.

Minerales esenciales

También obtendrás minerales esenciales al comer arroz integral y avena. Ambos contienen hierro, magnesio, fósforo, manganeso y selenio. La avena contiene el doble de hierro que el arroz. Además, los cereales de desayuno a base de avena son a menudo fortificados, lo que significa que contienen hierro añadido. Sin embargo, el arroz integral es ligeramente más alto en los minerales magnesio y manganeso, que desempeñan un papel en la función muscular y nerviosa, presión arterial y regulación del azúcar en la sangre, producción de proteínas, tejidos conectivos, huesos, hormonas y factores de coagulación de la sangre.

Usos culinarios

Tanto el arroz integral como la avena requieren cocción para ablandar los granos. Cubriendo 1 parte de grano con agua de 1,5 a 2 partes es lo adecuado para hidratar ambos granos. Sin embargo, el arroz toma de 45 minutos a 1 hora para cocinarse, mientras que la pasada de moda avena regular toma sólo unos 7 minutos para cocinar. Una vez cocinado, el arroz se puede usar como un lado para las entradas saladas o mezclado con verduras, granos o carne como una entrada propiamente dicha. La avena se usa típicamente como un cereal de desayuno caliente, en granola o en cocción, tales como barras de avena.

Más galerías de fotos



Escrito por erica kannall | Traducido por daniela laura arjones