¿El arroz integral es bueno para perder peso?

Comer arroz integral es una opción de alimentación excelente, incluso cuando estás tratando de perder peso. Es un almidón saludable de grano entero comparado con el arroz blanco y otros carbohidratos procesados. También es una buena fuente de fibra, lo que te ayuda a perder peso de muchas maneras, desde balancear el azúcar en la sangre hasta ayudarte a sentirte satisfecho. Aún con todas estas características positivas, tendrás que tener cuidado con las porciones para asegurarte de no consumir demasiadas calorías.

Obtén el resultado final

Al final de todo, la pérdida de peso se resume en el conteo de las calorías. Una taza de arroz integral cocido tiene 216 calorías. No es exactamente un alimento bajo en calorías, pero puedes ajustarlo en un plan para perder peso, especialmente si lo mezclas con vegetales y pollo magro o pescado para una comida. El arroz integral es bajo en grasas y tiene 5 g de proteínas. Las proteínas hacen una contribución adicional a la pérdida de peso. La Harvard School of Public Health dice que quemas más calorías digiriendo las proteínas que las grasas o los carbohidratos y te ayudan a sentirte satisfecho durante más tiempo.

Invita a los granos integrales a la fiesta

Los adultos que consumieron de tres a cinco porciones de granos integrales diariamente ganaron menos peso con el tiempo que aquellos que raramente consumían granos integrales, de acuerdo con una reseña de una investigación publicada en el número de julio de 2012 del "Journal of Nutrition". Los granos integrales como el arroz integral tienen el beneficio de la fibra, que es retirada de los alimentos procesados. Una taza de arroz integral cocido tiene 3.5 g de fibra, lo que es seis veces más que el arroz blanco. La fibra apoya la pérdida de peso porque te ayuda a sentirte satisfecho. Hace esto al hacer más lento el movimiento de los alimentos a través de tu tracto gastrointestinal.

Elimina el impacto de la insulina

Tus esfuerzos de pérdida de peso se supone que deben mantener en equilibrio el azúcar en la sangre. Cuando los carbohidratos ingresan a tu torrente sanguíneo, el azúcar en la sangre se eleva y eso desencadena la liberación de insulina. Una forma en que la insulina se deshace del azúcar adicional en la sangre es estimulando al hígado para convertir ese azúcar en grasa y almacenarla en lo que se llama tejido adiposo. Otro problema con el azúcar en la sangre es que después de que se eleva tiene una disminución, y después te sientes hambriento de nuevo. El arroz integral tiene muy poco impacto sobre el azúcar sanguíneo. Otros carbohidratos, como el azúcar blanco y las papas, incrementan significativamente el azúcar en la sangre, así que reemplázalos por arroz integral.

Siéntete satisfecho con menos calorías

El número de calorías que obtienes de cada gramo de alimento describe la densidad de energía de ese alimento. Los alimentos con una densidad de energía baja permiten consumir más mientras que mantienen las calorías abajo, lo que hace más sencillo perder peso que reducir las calorías por disminuir las porciones. Además de las fibras del grano entero, el arroz integral contiene naturalmente un alto porcentaje de agua. Ambas características añaden cantidad sin contribuir con calorías. Como resultado, el arroz integral es un alimento de densidad de energía baja. Cuando consumes una porción con tus alimentos o antes del resto de tu comida, el arroz integral te ayuda a sentirte satisfecho y te puede ayudar a comer menos cosas en general.

Más galerías de fotos



Escrito por sandi busch | Traducido por laura de alba