Cómo arremangarse los puños de una camisa por fuera

Escrito por mimi bullock | Traducido por anibal julian barbosa
Enrrolla tus mangas antes de estar levantándolas constantemente hacia arriba.

Arremangarse puede ser tomado como una declaración social o simplemente un paso previo para poder trabajar con las manos. Metiendo el puño por debajo es una buena manera de ocultar las mangas cortas, pero si seriamente lo que deseas es liberar los brazos, el arremangado hacia arriba y por fuera es la mejor opción. Tanto hombres como mujeres tienen pocas opciones para arremangarse. Muestra un toque casual de elegancia al usar las mangas enrolladas cuidadosamente por encima o por debajo de tus codos.

Un puño especial

Desabotona el puño. Algunos puños tienen dos o más botones.

Estira la manga, elimina cualquier fruncimiento en el tejido. Alisa la manga con tus manos para lograr una manga prolijamente estirada.

Tira del extremo del puño para levantar la manga hasta justo por encima del codo.

Enrolla una vez hacia arriba la parte inferior de la manga hasta justo por encima de la línea de costura.

Estira el puño. Enrolla hacia adelante 2 pulgadas del borde del puño para darle un toque especial. Haz lo mismo para ambas mangas.

Doblado casual

Desabrocha los botones de la manga.

Voltea los puños hacia arriba y hacia atrás, del largo de los puños. Empareja los bordes y quita cualquier fruncimiento.

Agarra el puño doblado con los dedos y dóblalo una o dos veces más, dependiendo de cuanto del antebrazo desees mostrar.

Advertencias

No enrolles las mangas cuando uses tu chaqueta. Quítate la chaqueta antes de arremangarte.