Cómo arreglar un vestido rasgado en el trabajo

Una falla de vestuario nunca es conveniente, pero una que se produce en el trabajo puede requerir cierta creatividad a la hora de repararla. Incluso si tienes una aguja e hilo, reparar un vestido llevará tiempo. Haz reparaciones temporales rápidas a una rajadura con elementos que puedes encontrar fácilmente en el trabajo. Una reparación temporal, mantendrá tu vestido sano hasta que puedes arreglarlo en casa o visitar una costurera para un arreglo permanente.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Grapadora
  • Removedor de grapas
  • Cinta de embalaje
  • Cinta adhesiva
  • Cinta aislante
  • Broche aprietapapel

Instrucciones

  1. Engrapa un dobladillo caído o una rajadura abierta como solución temporal. Desliza la apertura de la grapadora sobre el área que deseas reparar. Sostén la tela en su lugar y presiona hacia abajo. Aplica varias grapas, espaciadas uniformemente, para hacer frente a un gran desgaste. No engrapes el vestido mientras lo llevas puesto, si el desgarre está cerca de tu cuerpo. En casa, usa un removedor de grapas para quitar cuidadosamente las grapas.

  2. Tira de una sección de la cinta de embalaje, adhesivo o cinta aislante. En el lado del revés del vestido, cierra la rajadura con una mano y coloca la cinta en la otra. No te olvides de quitar la cinta antes de lavar el vestido.

  3. Cierra una rajadura con un broche aprietapapeles. Abre el broche y lo utilízalo para apretar la rajadura en el interior de tu vestido. Voltea los extremos del broche cerrados para asegurarlo.

Más galerías de fotos



Escrito por mimi bullock | Traducido por luciana renata colautti