Cómo arreglar el nudo de una corbata

Una sedosa corbata adorna cualquier cuello, pero este accesorio debe llevarse con pulcritud. Una corbata mal puesta puede hacer que te veas torpe o desaliñado. Ya sea el clásico nudo Windsor, o las variedades menos conocidas, como el Pratt, el de cuatro-en-mano o el medio Windsor, siempre debes usar la prenda con pulcritud. El nudo debe quedar pegado al centro del cuello y el lado más largo en la parte superior. Antes de salir de casa y la sala de juntas, revisa la colocación de la corbata. Incluso si empezaste el día con una corbata perfecta, puede torcerse y perder su elegancia.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Espejo
  • Clip
  • Aguja
  • Hilo sin cera
  • Plancha

Instrucciones

    Quitar una arruga

  1. Párate frente al espejo, si ves arrugas en tu corbata, enróllala varias veces en tu mano.

  2. Quítate la corbata y enróllala con firmeza. Asegura el rollo con un clip de papel.

  3. Deja que la corbata permanezca enrollada toda la noche antes de quitar el clip y usarla.

    Arreglar un hilo corrido

  1. Encuentra el hilo corrido en la corbata. No lo cortes con tijeras, pues puedes dejar un agujero.

  2. Enhebra una aguja con hilo sin cera. Mueve la punta de la aguja sobre el hilo corrido, colocando la aguja tan cerca de este como sea posible.

  3. Desliza lentamente la aguja a través de la abertura hecha por el hilo, creando fricción y jalando la hebra hacia su lugar.

  4. Desliza la aguja el hilo hasta atravesar la corbata. El hilo corrido debe ser invisible. Quizás debas hacer varios intentos de esto.

    Ajustar una corbata

  1. Toma la corbata por el nudo con un mano y usa la otra mano para jalar el lado derecho de la banda de la corbata.

  2. Afloja el nudo para soltar la corbata. Desliza el nudo hacia arriba para apretarlo.

  3. Ajusta la longitud de la corbata aflojando el nudo y moviendo la tela con tus dedos.

Consejos y advertencias

  • Cuelga las corbatas en un colgador cuando no las uses.
  • No planches las corbatas, puedes dañar la tela.

Más galerías de fotos



Escrito por mimi bullock | Traducido por eduardo moguel