Cómo arreglar un freno de disco torcido en una bicicleta

Los frenos de disco fueron una de las últimas innovaciones en el mundo de las bicicletas de montaña todo terreno. De acuerdo con el gurú de la bicicleta Sheldon Brown, los frenos de disco se han vuelto populares debido a que proporcionan un frenado eficaz bajo condiciones de humedad. A diferencia de los frenos de almohadilla de caucho, los cuales ejercen fricción contra la llanta de la rueda, los frenos de disco utilizan pastillas de cerámica o de metal contra un rotor (disco) de acero endurecido, esto evita el deslizamiento del freno y detiene el vehículo. Es relativamente común que los frenos de disco necesiten ajustarse, de modo que el rotor no roce con las pastillas mientras se conduce la bicicleta.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Soporte para bicicleta
  • Destornillador hexagonal
  • Rotulador
  • Llave inglesa

Instrucciones

    Ajuste de las pinzas

  1. Coloca tu bicicleta en el soporte de trabajo para que puedas girar las ruedas libremente mientras ajustas los frenos. Si no tienes un soporte de trabajo, voltea la bicicleta y apóyala sobre el manillar y el sillín.

  2. Busca los dos tornillos que sujetan el mecanismo de freno a la horquilla de la bicicleta. Uno de ellos está por encima de las pinzas y el otro por debajo. Inserta un destornillador hexagonal en uno de los tornillos y gira hacia la izquierda para retirarlo. Quita el otro tornillo de forma similar hasta que puedas mover las pinzas manualmente. No quites los tornillos del mecanismo de frenado.

  3. Haz girar la rueda lentamente y observa el disco a medida que gira para detectar si hace contacto con las pastillas de freno. Gira las pinzas manualmente para encontrar el ángulo correcto en el que el disco ya no roza contra las pastillas de freno.

  4. Inserta el destornillador hexagonal en uno de los tornillos Y apriétalo firmemente, asegurándote de que las pinzas no se muevan de la posición que ajustaste. Aprieta el otro tornillo.

  5. Gira la rueda y aprieta la palanca de freno para comprobar la presión del freno y la alineación de las pastillas. Mientras presionas la palanca de freno, inserta el destornillador hexagonal en el tornillo que ajusta las pastillas de freno para regular hasta alcanzar la tensión deseada contra el disco.

    Disco torcido

  1. Coloca tu bicicleta en el soporte de trabajo para que puedas girar las ruedas libremente mientras observas la posición los frenos. Si no tienes un soporte de trabajo, voltea la bicicleta y apóyala sobre el manillar y el sillín.

  2. Gira la rueda lentamente y observa el disco mientras se mueve. Si el disco pasa a través de las pinzas sin tocar las pastillas de freno durante la mayor parte del ciclo, y repentinamente roza en un punto, es un indicativo de que el disco está torcido.

  3. Coloca una marca en la parte doblada del disco. Gira la rueda tal que la marca se ubique a 180 grados de las pinzas.

  4. Sitúa una llave inglesa pequeña en el lugar de la torcedura y aprieta alrededor del disco. Dobla el disco con la llave inglesa cuidadosamente en dirección contraria al roce con la pastilla de freno para corregir la torcedura.

Más galerías de fotos



Escrito por ryan haas | Traducido por héctor muñoz